Una cárcel de película

Alcatraz

13 dic 2018 / 11:52

Frente a la ciudad californiana de San Francisco está situada la cárcel que algún día fue considerada como la de máxima seguridad en Estados Unidos. Los reos más contumaces, como el mafioso Al Capone, eran trasladados desde otras prisiones del país a este sitio. En sus cerca de tres décadas de funcionamiento, hubo varios intentos fallidos de fuga, hasta que en 1962, tres prisioneros (Frank Morris, John Anglin y Clarence Anglin) lograron escapar. Para el efecto dejaron muñecos ocultos en las sábanas de sus camas, y así distraer la atención de los guardias. Desde ese momento surgió la interrogante si los temerarios señores murieron en las heladas aguas del Pacífico mientras eran arrastrados por la corriente, o si, finalmente, llegaron a Sudamérica como habían expresado a sus compañeros antes de la fuga. El caso es que desde ese momento ‘La Roca’, como también se la conocía, dejó de ser segura. Este hecho junto al alto costo de su mantenimiento obligó a su cierre definitivo en 1963. Así surgió la leyenda, y Hollywood desde entonces produjo algunos largometrajes ambientados en el célebre correccional.

Fuga de Alcatraz (Escape from Alcatraz, 1979 ). Dirigida por Don Siegel. La historia gira en torno a un preso experto en huidas (Clint Eastwood), quien comienza a planear cómo fugarse junto a otros reclusos.

Asesinato en primer grado (Murder in the first, 1995). Estelarizada por Christian Walker, Kevin Bacon y Gary Oldman. El filme resultó un éxito de crítica y Bacon obtuvo el premio Broadcast Film Critics Association por dar vida a un joven que va a Alcatraz por robar 5 dólares en comestibles de una tienda para alimentar a su pequeña hermana.

La Roca (The Rock, 1996). Sean Connery, Nicolas Cage y Ed Harris fueron dirigidos por Michael Bay. La trama presenta a un exmarino y héroe de guerra que se toma la isla con armas químicas y amenaza la vida de varios rehenes.

empezó como fuerte mIlitar

EMPEZÓ COMO FUERTE MILITAR

En el siglo XIX fue utilizada como fortaleza militar en la Guerra de Secesión y posteriormente albergó a prisioneros de guerra. Pero fue en 1934 que el inmueble fue remodelado para convertirse en el lugar que hoy miles de turistas de todo el mundo visitan a diario.

el primer intento fallido

Un total de 36 prisioneros intentaron escapar en 14 ocasiones.

La primera fue el 27 de abril de 1936 por Joseph Bowers, un reo encargado de quemar la basura.

Él quiso escapar durante su jornada laboral escalando una cerca alambrada. Al ser descubierto, no obedeció las órdenes de un guardia y fue gravemente herido, cayó desde una altura de 15 metros y murió posteriormente.

DATOS ÚTILES PARA VIAJAR.

*La entrada se adquiere vía online por un costo de 38 dólares. Una vez impresa, usted debe dirigirse al muelle 33. Procure llegar 15 minutos antes de la hora de salida del ferry.

*El viaje a la isla toma menos de 30 minutos.

*El recorrido por toda la prisión, convertida en museo, dura alrededor de dos horas. Previo al ingreso, dentro de las instalaciones le facilitan audífonos que lo guían a los pabellones con sus respectivas celdas (únicamente de la planta baja), además de diversos espacios que se mantienen intactos como la cocina, las duchas, los vestidores y las áreas del comedor, el patio, la librería y las oficinas de los funcionarios del lugar.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA