50 años de ‘vivir cantando’

Con una alegre melodía, Salomé le dio a España el triunfo en el festival de Eurovisión.

05 feb 2019 / 11:00

Massiel lo logró un año antes con su La, la la, tema que originalmente era para Joan Manuel Serrat, pero que el intérprete se negó a cantar si no era en catalán. Lo bueno es que la suerte estuvo del lado de la madrileña y se anotó un gol, convirtiendo a España en la ganadora del festival de Eurovisión celebrado en Londres.

El 29 de marzo de 1969 la hazaña se repetiría con Salomé, una artista nacida en Barcelona, que con Vivo cantando representó a la Madre Patria.

Muchos recuerdan su intervención hasta hoy. Su envolvente voz le dio vida a una letra sencilla que habla de una mujer que desde que conoció al hombre de su vida, no puede dejar de pensar en él y por eso ‘vive cantando’.

Tres señores la acompañaban en el coro, y solo exclamaban “hey”. Cabe anotar que el premio fue compartido con la británica Lulu (Boom Bang-a-Bang), la holandesa Lenny Kuhr (De troubadour) y Frida Boccara representando a Francia con Un jour, un enfant.

Desde ese entonces, Salomé ha sido parodiada innumerables ocasiones no solo por el pegajoso tema compuesto por El Duó Dinámico, sino también por su pelo abultado (En YouTube, algunos millennials la comparan con Marge Simpson) y sobre todo por su traje celeste que pasó a la historia como uno de los más emblemáticos y recordados, un clásico que lo replican hasta para fiestas de disfraces.

La prenda que exhibió la artista en festival, que se llevó a cabo en el Teatro Real de Madrid, fue diseñada por Manuel Pertegaz, estaba confeccionado por canutillos de porcelana azul turquesa que se movían al compás de Vivo cantando y que pesaban nada menos que 14 kilos. Además, se cuenta que los collares que llevaban fueron prestados por Carmen Polo, esposa del dictador Francisco Franco, algo que ella niega tajantemente.

“Cuando me enteré de que se decía eso, me quedé de pasta de boniato. Esos collares los puso Pertegaz y no son perlas. Son bolas blancas, nacaradas, y azules turquesa. Pues Carmencita habría estado guapa con esos collares, no valen un duro”, dijo recientemente vía telefónica al medio ABC.

Respecto a las bodas de oro de la popular melodía con la que ganó Eurovisión manifestó: “Aquella noche me lo pasé bomba. Si hoy no se me para una mosca encima, imagínate con 50 años menos”.

Salomé, quien se recupera de una dolencia en la rodilla, añadió que, pese a los tropezones de la vida, procura reírse mucho “porque no arruga, todo lo contrario: te estira y te pone buena cara. Siempre he procurado que mi vida fuera un festival”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA