¿Por qué ciertas canciones no se van de su cabeza?

Ocurre sin pensarlo, y cuando se da cuenta, está tarareando esa canción que escuchó hace unas horas. Le contamos por qué pasa.

01 abr 2019 / 13:37

Mucho tiene que ver la composición rítmica, melódica y armónica de una canción para que esta no deje de retumbar en su mente por días, semanas e incluso meses.

Este fenómeno es muy común y expertos musicales lo han denominado como “gusano de oreja” por su habilidad de pegarse en el cerebro, en repetición, luego de haber escuchado algún tema una sola vez.

En cuanto al ritmo, los que resaltan son los más rápidos y movidos en tiempo, y que generan ganas de bailar en la gente. Generalmente son simples estructuralmente, pero con un patrón rítmico uniforme.

En el top de artistas que con frecuencia provocaron y provocan este ‘pegue’ con sus canciones están Lady Gaga, The Beatles, Maroon 5, Katy Perry y Daddy Yankee.

Además, durante la elaboración de este artículo, pudimos constatar que las redes sociales son ahora una gran influencia para que suceda. Los cantantes suelen promocionar sus lanzamientos en publicaciones e historias de Instagram constantemente, lo que hace que al usuario le dé muchas ganas de, finalmente, oír el sencillo por completo.

Las voces expertas

Una de las reinas de este fenómeno

¿Por qué ciertas canciones no se van de su cabeza?

En 2009, Lady Gaga presentó Bad romance y todo el mundo, casi de forma instantánea, comenzó a tararearla. Luego de 10 años, puede que el clásico “Rah-rah ah-ah-ah” del inicio, no se vaya de su cabeza después de leer esto.

Eso mismo provocó con su canción Alejandro en la que en una parte repetía el nombre por separado, “Ale-Ale-jandro”. Parecía ser la fórmula mágica de la estadounidense en sus inicios.

Ahora su carrera musical está un poco en stand-by, pero nadie le quita el crédito de lo hecho.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA