Pablo Romero: “La ópera es mucho más que música de élites”

El tenor ecuatoriano ofrece este jueves su primer concierto en el país. Arias, zarzuelas y Dúos de ópera son parte del repertorio.

23 may 2019 / 10:00

A Pablo Romero, el amor por el canto lírico le llegó como herencia. Creció rodeado de arias, de operetas, de reconocidas piezas que, en su casa, sonaban desde cada parlante y cada rincón. “Mi papá siempre soñó con ser cantante de ópera, y aunque mi abuelo no se lo permitió, nunca olvidó su amor por la música y nos lo inculcó”, recuerda.

Así fue que, cuando finalmente decidió convertir su hobby de infancia y juventud en su profesión, su familia lo apoyó y partió para Estados Unidos. Hoy por hoy, la ópera es su pasión y su trabajo a tiempo completo. Pero este jueves, por primera vez, el tenor desplegará su prodigiosa voz en el Puerto Principal.

“Desde hacía varios años que jugaba con la idea de regresar a Ecuador a dar un concierto, porque es mi país, pero nunca he cantado aquí. Poder hacerlo es una experiencia muy especial para mí”, subraya.

No lo hará solo. La sala principal del Teatro Sánchez Aguilar lo recibirá junto a la soprano Viviana Rodríguez, amiga suya de muchos años, y juntos interpretarán un repertorio dedicado a las vicisitudes del amor.

Explica que, aún en Estados Unidos, donde hay mayor apertura al canto lírico, la formación de nuevos públicos es necesaria, y recalca la importancia de que, en el país, también se fomente este arte, que en los últimos cuatro años ha tenido un resurgimiento.

“Me parece muy interesante lo que se está intentando hacer para darle cabida a la ópera. Creo que lo importante es que se le dé visibilidad, que la gente la conozca, y que tanto el Estado como las empresas privadas reconozcan la importancia de ser mecenas de las artes ante la necesidad de formar sociedades más educadas y más conscientes”.

Agrega que considera un error de las compañías y casas de ópera el darle al canto lírico una “fama elitista” que no ayuda a la creación de nuevas audiencias, sobre todo entre los jóvenes. “No se necesita un teatro enorme, ni millones de dólares.

La música de la ópera es una abstracción de todos los estados emocionales del ser humano: de la tragedia, del amor, la dicha, la lucha contra la adversidad, emociones con las que todos nos podemos identificar”.

Tras el recital, que será a las 20:00, Romero tiene proyectado dar nuevos conciertos, aunque las fechas aún no están definidas. “Aún no sé cuándo, pero sin duda vendré y daré nuevos conciertos”.

Un programa dedicado a los ‘amores difíciles’

El repertorio del recital, en el que hay zarzuelas, arias y dúos de ópera, está dedicado al amor, con sus altos y sus bajos. Temas como El elixir de amor de Donizetti y Licht und Liebe de Schubert, serán parte del concierto. “No nos enfocamos solo en el enamoramiento”, explica Romero.

“También en la desdicha, en la pérdida, porque finalmente el amor, incluso cuando es correspondido, es difícil”. El concierto también contará con temas locales como El aguacate y Despedida de Luis Gerardo Guevara.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA