Mayores, ¿Puede una mujer cantar sobre sexo?

A la cantante Becky G se la obligó a cambiar una parte de su canción por el contenido sexual que dice tener, aunque no sea explícito, da muchas maneras de interpretarlo ¿Está usted de acuerdo?

21 nov 2017 / 19:32

“A mí me gustan mayores, de esos que llaman señores, de los que te abren la puerta y te mandan flores. A mí me gustan más grandes, que no me quepa en la boca, los besos que quiera darme y que me vuelva loca, loca oh oh oh”, seguramente esta estrofa la ha escuchado más de una vez en la radio en los últimos meses y no ha podido evitar tararearla por su pegajoso ritmo.

La dueña del hit Mayores se llama Becky G, una cantante estadounidense con ascendencia mexicana de 20 años, que contó con la colaboración del reguetonero Bad Bunny para la interpretación del tema.

Su letra, calificada con contenido sexual, ha traído como consecuencia la censura. La última polémica se desató cuando la semana pasada en el programa Operación Triunfo de la televisión española, se obligó a la artista a cambiar una parte del coro y reemplazarla por la siguiente: “a mí me gustan más grandes, que con un beso en la boca me haga volar en el aire y que me vuelva loca, loca oh oh oh”.

Después, sus fanáticos saltaron a reclamar por las redes sociales por lo sucedido, y ella en una entrevista al día siguiente dijo que si hubiera sido Maluma, no le hubiera ocurrido lo mismo.

Esto abre la interrogante si es que aún la diferencia entre hombres y mujeres en la industria de la música sigue tan marcada. Se consultó con artistas nacionales para conocer su punto de vista, quienes además contaron cómo reaccionarían si censuraran alguna de sus canciones.

Nicole Pernigotti

“Como cantautora la letra de mis canciones son parte de mi identidad por lo que sería una decisión muy delicada tener que cambiar la letra de una de ellas porque el show donde estaré lo amerita. El que te inviten en España a un programa Operación Triunfo es un paso importante en la carrera de cualquier artista y si el equipo de Becky G aceptó el reto de presentarse y modificar la letra, pues es cuestión de ceder positivamente y sobre todo de entender que el público al que este tipo de programas se dirige es en su mayoría familiar. Dentro del género urbano quizás es más fácil para los hombres desenvolverse, pero es una lucha constante que se debe seguir en la industria musical por un tema de igualdad en los derechos. Es una cuestión de respeto hacia quienes hacemos música y arte independientemente del género o del estilo que se proyecte”.

Michelle Cordero

“Estoy completamente segura de que es una clara discriminación porque hay canciones que realmente son un insulto hacia la mujer específicamente, como 4 babys de Maluma que habla de manera despectiva del género femenino, no hay ni una clase de respeto. La canción puede ser explícita pero no está incitando a maltratar a alguien o está incitando a desvalorizar a una persona. Mayores tiene un toque sensual y nada más, me parece una falta de respeto y machismo total. Cambiar eso está en nuestras manos, si ella no hubiera aceptado ir a la presentación, el programa hubiera tenido en cuenta que tendría que cantar la canción tal y como es”.

Viviana Gómez

“No creo que el machismo en la industria musical esté súper vigente, incluso hay muchas mujeres que han salido ahora en la escena nacional. Hablando de lo de Becky G yo entiendo que choca cambiar la letra de tu canción, pero considerando que es un programa familiar yo sí creo que es correcto porque hay niños que pueden estar viéndolo. Inclusive en las radios locales, a cantantes de género urbano, se les hace lo mismo, tienen que cambiar las letras para que puedan ser sonadas. Es algo que pasa en todos lados. Si yo estoy consciente de que alguna de mis canciones tiene contenido sexual y no puede llegar a todas las edades, sí cedería a modificarla”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA