Mafer Pincay: “No sirvo para quitar novios”

La modelo y presentadora es parte de la telenovela “Lo que está pa’ ti” de Gama

01 may 2017 / 08:47

Hace 9 años entró a la TV. La guayaquileña María Fernanda Pincay (28), exbailarina de tecnocumbia (algo de lo que no se avergüenza), modelo, presentadora y exchica reality, prueba suerte en la actuación en la telenovela de Gama, Lo que está pa’ ti. Dio sus primeros pasos como extra en Mi recinto. Esta es la primera vez con un rol estelar (Coraima), una de las novias del protagonista, Don Day.

Para enfrentar este reto recibe talleres en el canal. Aunque lleva poco tiempo dándole vida a este personaje, descubrió que actuar le gusta. “Me siento libre, muy cómoda y relajada. Tal vez el perfil del personaje sea otra de las razones. A veces Coraima es tranquila y otras, histérica”, dice entre risas la excompetidora de BLN.

Las críticas lloverán cuando la vean actuar...

Ya las han hecho, pero lo que digan me tiene totalmente sin cuidado, porque aunque lo haga mal o bien siempre hablarán. Estoy expuesta.

Pero las redes sociales son muy crueles y usted no es de palo...

Siempre he dicho que las redes son para tres o cuatro atacadas sin oficio, sin vida y sin cariño, que se creen mil cuentos. El público nos demuestra su afecto y lo expresa cuando nos ve en la calle. Reviso cada comentario y lo que no me parece lo borro o bloqueo.

¿Existe el peligro de que surja alguna rivalidad con ‘La Roja’? Ahora compartirán pantalla...

(Risas) Para nada. La aprecio porque lucha por su familia. La critican por su manera de ser, pero hay que conocer primero a la persona y no a la imagen que se vende en TV.

¿Cree que le afecte a Samantha Grey cuando la vea junto a Don Day?

Don Day es un chico dulce, trabajador y buena gente. No lo había tratado. Samantha ha estado en algunas de las grabaciones. Existe respeto entre los dos y esa línea no se puede ni debe cruzar. Son valores que nos los inculcan en el hogar y ella sabe que no tiene razones para preocuparse. No sirvo para quitar novios y no haría algo que no me gustaría para mí. Ya lo pasé y es horrible.

Hablando de amores, su corazón ya tiene dueño...

Ernie de Jesús se llama y es nacido en Puerto Rico, tiene 38 años y vive en Miami. Es productor, promotor de artistas, un empresario. Lo conocí en una discoteca de esa ciudad en la celebración de mi cumpleaños. Durante un año fuimos amigos, ahora hace menos de un mes, somos oficialmente novios. Mantenemos el contacto por Internet.

En las relaciones a distancia, a veces hay más de dos involucrados...

No creo en eso de felices los cuatro, debe existir confianza y en este caso la hay. Ya hemos farreado, vivido, entonces cuando el amor verdadero llega hay que hacerle caso.

¿Es muy pronto para decir que es el hombre de su vida?

No hay reglas, porque en el corazón no se manda. Él conoció a la mujer, al ser humano, no a la presentadora de TV que cuando se encienden las cámaras es otra: dura o brava.

Tal vez se convierta en su promotor...

Estamos trabajando en Miami. Este mes participaré en un evento organizado por una Fundación que lucha contra el cáncer infantil. Seré la madrina de uno de los niños. Representaré al país. Existen otros planes, como una sesión de fotos casuales para un catálogo de ropa.

Aún está casada con ‘Oveja Negra’; ¿por qué tantas largas al divorcio?

Es de mutuo acuerdo, pero nunca hemos tenido tiempo, algunas veces él, otras yo. El proceso sigue su curso y hay que dejar claro ciertos asuntos por nuestro hijo (Russell de 6 años). Hace 8 nos casamos.

Sabía que...

Mide 1,67 metros y pesa 120 libras. Soñaba con ser presentadora de noticias.

Mejor que ese capítulo se cerró. Soy radical cuando decido que alguien ya no entre en mi vida, lo descarto totalmente”.

Sobre ‘Rayo’ (su exnovio)

“Mi matrimonio fracasó porque no sabía cocinar”

En noviembre, Mafer se graduará de chef internacional, estudia en la escuela gastronómica Azúcar & Canela al sur de Guayaquil. “Me atrajo esta carrera porque creo que mi matrimonio fracasó por no saber cocinar. No sabía preparar ni un huevo. Así que decidí que era hora de aprender, además me encanta comer. Podría trabajar en cualquier restaurante o abrir un negocio de comida. Pero no lo he hecho con esa intención, es un asunto personal. A los hombres se los conquista por el estómago”, comenta entre risas.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA