Madonna, entre la decadencia y la vigencia

La cantante, a raíz de su participación en el Festival de Eurovisión, ha recibido como nunca una avalancha de críticas en 37 años de trayectoria.

26 may 2019 / 16:00

Su intervención en el festival de Eurovisión, celebrado en Tel Aviv, sigue dando que hablar, específicamente por una actuación calificada por muchos como mediocre, en la que los gallos estuvieron a la orden del día. Algunos hasta la tacharon de desastrosa.

De esta manera, la artista estadounidense fue acabada por la crítica y las redes sociales con referencias a su edad —tiene 60 años— a su rostro y a su apariencia física. Incluso, hay quienes piden que se jubile y lo hacen con crueles comentarios e insultos de grueso calibre.

Ante esta avalancha de improperios, la llamada ‘Reina del pop’ publicó una foto en Instagram con el texto “Madame X no escucha maldades”. Aunque no dio explicaciones de lo ocurrido en Israel, está resuelta a despejar la interrogante que todos se hacen a raíz del festival: si su carrera está o no terminada.

Hay quienes señalan que Madonna podría estar frente a los años finales de una carrera apoteósica. Pero también están aquellos que dicen que su figura es más relevante que nunca.

Según un análisis del periodista español Ignacio Gomar en contra de la también actriz juega la edad. Principalmente, por las barreras que se enfrentan quienes ya pasan de los 60 años.

El comunicador que escribe para El País señala que industria discográfica está orientada a los más jóvenes y se enfoca en promocionar a artistas para adolescentes, tanto en las radios como en los medios audiovisuales y sociales.

“Madonna trata de cambiar esto, y busca reinventarse con lanzamientos sorpresa en las redes para sortear ese muro existente para las veteranas. Pese a todo, la industria le tiene un gran respeto, ya que pocos recaudan tanto con sus giras y también se demuestra en el hecho de que los exponentes de moda quieren colaborar con ella”.

Hablamos de estrellas como Swae Lee, Quavo o Maluma. Pese a sus estrategias, su dos últimas producciones —MDNA y Rebel Heart— tampoco han sido de mucha ayuda: para los críticos más estrictos resultaron mediocres y muy alejadas de sus grandes clásicos del pop.

La diva podría estar jugándose una de sus últimas cartas con Madame X, su decimocuarto álbum de estudio que será lanzado el 14 de junio próximo.

Digan lo que digan, la intérprete de Like a virgin, sigue generando debate y tema de conversación, aunque sea en forma de chismes y juicios de valor. Cada uno de sus recientes pasos ha sido trending topic.

Su vídeo Medellín —una colaboración con Maluma— en el que chupa el dedo del pie al solista paisa, su show junto a él en los premios Billboard y sin desafinar, con casi cinco millones de dólares en recursos tecnológicos. O la última polémica, el vídeo de Eurovisión que subió a su canal de YouTube, pero con el audio corregido —borró sus gallos— acumuló cuatro millones de reproducciones en tres días.

El apetito que despierta es total. Ella está acostumbrada a que se diga que está muerta artísticamente: Gomar recuerda que la llamaban abuela cuando solo tenía 35 años y había publicado su controversial producción Erótica.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA