Quince años sin Laura Branigan

La cantante estadounidense reinó en la música pop a inicios de la década de los 80.

24 ago 2019 / 17:38

Las nuevas generaciones saben de ella porque la canción Gloria (1982) ha vuelto a escucharse en el último año con insistencia. El equipo de hockey St. Louis Blues la utilizó para celebrar su primera Stanley Cup como campeón de la NHL, los productores de la serie Versace la incluyeron en una escena y Julianne Moore la bailó en su filme Gloria Bell. Pero Laura Branigan no fue una cantante ‘one hit wonder’. Contó con varios éxitos, además de Gloria, que se situaron en el Top 20 de la Hot 100 de la Billboard, entre ellos Solitaire, How am I supossed to live without you, The lucky one y el envolvente Self control. Sin embargo, nunca alcanzó el sitial de Madonna o de Whitney Houston. Su inseguridad, su personalidad retraída y el mal manejo de su carrera, tras despedir a su mánager Susan Joseph en 1985, marcaron su declive, que para la década del 90 la había sepultado en la competitiva industria musical.

El 26 de agosto de 2004 falleció mientras dormía, víctima de un aneurisma cerebral en su casa de Nueva York. Pese a todo, su talento era indiscutible, y para eso queda su maravillosa voz (cuatro octavas) plasmada en hermosas canciones para la posteridad, muchas de ellas versionadas con el tiempo en las voces de Celine Dion, Cher, Michael Bolton y Stevie Nicks.

Curiosidades

*Nació realmente en 1952, no en 1957 como se pensaba. La decisión de adulterar su edad fue de la disquera Atlantic Records.

*En 1983 perdió el Grammy como mejor vocalista pop ante Mellissa Manchester.

*En 1987 grabó a dúo con Luis Miguel el tema Sin hablar.

*Fue la artista estadounidense con mayor presencia en el Festival Viña del Mar (1986, 1988 y 1996).

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA