Las hermanas Gabriela y Nelly Pazmiño

11 ago 2016 / 20:17

Se las compara con las Kardashian (las famosas hermanas estadounidenses, entre ellas Kim y Kourtney)

Guapas, emprendedoras y son parte del medio farandulero. Nelly y Gabriela Pazmiño Yépez, ya sea por sus respectivos trabajos o por su vida amorosa, dan de qué hablar, en especial Gabriela. La primera tiene 34 años, nació en Galápagos, es modelo, canta, baila, ha hecho radio y TV y acaba de sacar un segundo perfume con su nombre. Mientras que la segunda, oriunda de Quito, de 32 años, se ha inclinado por la televisión y la actividad empresarial y es madre de tres hijos: Sarah, Diego y Martina. Ellas son las Kardashian criollas.

Nelly Pazmiño

¿Otro perfume?

Siempre he sido una soñadora en grande. Mis sueños no eran los típicos, como casarme y tener hijos. Quiero un Grammy, Hollywood... Hace aproximadamente cinco años en un bar en Quito, al mexicano Adelfo Enríquez, dueño de la empresa de productos de belleza Zermat, le llamó la atención mi imagen y me ofreció hacer un perfume. Aunque soy desconfiada, le creí. Nos fuimos a México, lo dejamos todo por escrito y sacaron la primera fragancia con mi nombre. Esta compañía le había hecho una a Edith González y otra a Alicia Machado. Acaba de salir otro perfume (dulce-cítrico) también con mi nombre para posicionarlo en Ecuador y que también se venda vía online. Siempre me han gustado los olores porque tienen que ver con los recuerdos.

Seguramente no será el único producto suyo que se verá en el mercado.

Quiero una línea completa de productos de belleza, entre ellos maquillaje. Además trajes de baño y ropa interior.

Al principio usted era solo la hermana de Gabriela Pazmiño. ¿Eso le pesaba?

Siempre me ha gustado trabajar de manera tranquila, pero tengo una hermana refamosa (risas) y eso a veces lo complica. No trabajo para ser el centro de atención sino porque amo lo que hago. Solo me considero una persona que ha marcado un camino.

¿La relación con su hermana es tan buena como parece?

¡Cheverísima! Soy la mayor y somos cinco: Nelly, Gabriela, Joselo, Roberto y Sebastián. Todos muy unidos, pero diferentes en su forma de ser. Pero nuestros valores son los mismos.

¿Cuando Gabriela mete la pata en lo amoroso le dice algo?

Nunca le he dicho: “Oye, ¿por qué eres bruta (suelta una carcajada)?”. Ella es más ‘fosforito’, yo soy más relajada y aguantona. Pero eso sí, cuando me enojo de verdad, me enojo. Soy Piscis y mi hermana, Virgo, pero solo de signo (risas).

Si se compara a las hermanas Pazmiño Yépez con las famosas Kardashian, ¿en qué se parecen?

Somos dos hermanas a las que nos gusta trascender, con sueños y pensamientos distintos. Nos enseñaron a salir del montón.

Después de la unión de hecho de ‘Chicho’ y Joselyn, estas se pusieron de moda. ¿Podría seguir esos pasos con su pareja?

Desde hace cinco años vivo con Juan Diego Berrezueta (25). No es algo que planifiqué, se dio simplemente. Su fuerte es la ingeniería de sonido. Tenemos una productora de shows y una escuela de arte (Music Time). No se ha dado el chance para tener hijos. El próximo año pensaré en ello. Ya mi hermana tuvo por las dos (risas).

Modela, baila, canta, hace negocios... ¿Qué le falta?

(Risas) Antes decía que estar en los Grammy. Pero mi canción Te regalaré está prenonimada a los (Grammy) Latinos y en septiembre se conocerá a los nominados. Desde hace tres años estoy dedicada a la labor social, algo que me llena.

¿Entonces está complacida con lo logrado?

El tema Te regalaré del disco Alma y música está muy pegado. Se lo escucha en Miami (EE. UU.) y Panamá, está en 22 países. Acabo de sacar Bajo el mismo cielo, por los damnificados del terremoto.

A veces le han salido gallos...

Amo la música, es como respirar. Tanto la amo que no me sentía capaz para dedicarme a ella en los inicios. Cantaba de forma muy insegura. Pero lo superé y creo que lo logré cuando me presenté en un bar en Ciudad de México. Al ver que el público aceptaba mis canciones, se me fue el miedo.

¿Se cree capaz de pararse en escenarios como la Quinta Vergara en Viña del Mar, Chile?

En donde sea. No me importa si me sale un gallo, esos contratiempos yo los manejo de otra forma.

Gabriela Pazmiño

Alejada de la TV, ¿mantiene su faceta empresarial?

Así es. Desde hace cinco años estoy dedicada a manejar la distribución de productos para la salud de una multinacional mexicana en Ecuador. Me di cuenta de que no podía depender de una sola actividad porque soy madre de tres hijos y sobre mí han caído muchas responsabilidades. Es un trabajo que me llena porque recibo ‘muchas gracias’ a diario, debido a que he ayudado a mejorar la calidad de vida de mucha gente.

¿Estar fuera de pantalla es definitivo?

Durante 15 años estuve haciendo TV. Me gusta y la extraño, en especial porque he formado parte de espacios en los cuales considero que encajo. Lo más reciente fue El Matinal de Gamatv. Le he dado prioridad al negocio empresarial. La TV es algo que me gusta, como un hobby, que genera dinero. Tras mi salida de Gamatv hubo un par de propuestas que no se ajustaban ni en lo económico ni en la disponibilidad de tiempo.

¿Hay una nueva oferta?

Me han hecho una propuesta para volver a los deportes. Es interesante porque es una vez a la semana y es en un canal de televisión pagada.

En lo personal, su divorcio está muy demorado.

Todavía no sale. Pero creo que estaré libre muy pronto. Decidí manejar este asunto en santa paz porque no me sumaba en nada. He forjado una buena imagen y me di cuenta de que esta situación no me favorecía y entonces conversé con Emilio Pinargote (padre de Martina) y le dije que iba a dejar atrás las demandas. Se canceló la de divorcio por adulterio, la de daño moral también y en la de alimentos hay una pensión fijada. Lo puse todo en manos de Emilio. Ahora nos separamos de mutuo acuerdo.

Más rápido salió el divorcio del presentador Carlos José Matamoros y Yuleisy Coca...

Firmé el divorcio, ahora creo que es un proceso de aproximadamente tres meses. Lo que falta es un trámite. No me urge porque no estoy interesada en volver a casarme. Eso sí, nada se puede borrar. Hubo terceras personas.

¿Le están ‘calentando la oreja’?

Estoy sola. Las situaciones sentimentales se han dado, jamás las he buscado. Mi agenda está llena con mi trabajo y mis hijos, y si en estos momentos estuviera con alguien le restaría tiempo a ellos. No quiero.

¿Haría algún programa de TV, tal vez un reality, con su hermana?

No es mala idea, no lo había pensado. Lo que he considerado es un proyecto aprovechando mi experiencia y aprendizaje en TV, en lo referente a la imagen y ella en lo artístico. Aunque yo tengo lo mío. Me gusta cantar, aunque no he estudiado. Otra idea que tenemos es cantar un tema juntas. Me encanta que las dos aparezcamos en esta producción fotográfica de EXPRESIONES y en una entrevista. No es común que dos hermanas sean conocidas y que ambas estén en este medio.

Según usted, ¿en qué se parecen a las Kardashian?

Somos diferentes entre sí, así como las Kardashian. Ellas son mujeres guapas, que llaman la atención y, bien o mal, son un referente. Nosotras nos manejamos de forma distinta, pero igual estamos expuestas. Cuando nos ven en la calle, a veces creen que yo soy Nelly y viceversa. Si formamos parte de un reality, sería como presentadoras.

En la ropa tienen los mismos gustos...

Yo me pongo más ropa que Nelly.

¿Se han enfrentado por hombres?

No tenemos los mismos gustos. Ella dice que los que me gustan son feos y yo pienso algo similar. Nuestras peleas han sido por la ropa, menos por los zapatos porque ella calza más que yo.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:

A LA CARTA