Paulina Rubio, con el salario embargado

La cantante mexicana, quien radica en España, mantiene una deuda con la justicia de ese país por cerca de 65.000 dólares.

22 may 2019 / 00:01

La cantante Paulina Rubio lleva una buena temporada radicada en España. Ella se desempeña como un de las cuatro jueces del programa La Voz, en Antena 3. Pero no todo es felicidad en la vida de la cantante mexicana: tal parece que sus ganancias en este reality no son suficientes para tener su patrimonio completamente limpio. Ahora la justicia española embargó su sueldo.

En concreto, la solista, de 47 años, mantiene una deuda de 64.570 dólares: 49.653 iniciales y otros 14.917 de intereses. Así lo detalla la revista Diez Minutos, que expone que el pasado 6 de mayo el juzgado de Primera Instancia de Madrid embargó todas sus ganancias: tanto su salario de La Voz como el dinero que reciba por contratos publicitarios, exclusivas, derechos de autor, etc.

De acuerdo a Diario El País, el motivo de dicha incautación es un juicio en el que se embarcó la intérprete de Yo no soy esa mujer, hace 14 años. En 2005, denunció a varios canales de televisión por lesionar su intimidad y su honor, aunque finalmente llegó a un acuerdo con ellos. En lo que sí continuó adelante fue en una pelea contra el paparazzi Enric Bayón, quien era parte del staff de Crónicas Marcianas y quien quiso llegar a un pacto con ella.

Rubio los acusó por grabarla en una playa junto a una chica. La cantante pidió 670.000 dólares de indemnización; pero la jueza desestimó esta demanda grupal en 2009 y la condenó a pagar las costos del proceso judicial, algo que nunca hizo. De ahí la deuda que ahora tiene y por la que sus ingresos han sido confiscados.

Parece que a la eterna rival de Thalía le fascinan los juzgados porque además de todo este embrollo, también ha interpuesto una demanda contra su exmarido, el empresario y ahora concursante de Supervivientes Nicolás Vallejo-Nágera, más conocido como Colate.

En abril pasado la cantante lo demandó en un juzgado de Miami, Estados Unidos, acusándolo de ocultarle el paradero del hijo de ambos, Andrea Nicolás, de ocho años, y de saltarse el acuerdo al que llegaron por su custodia en noviembre de 2014, después de cinco años de matrimonio.

Colate no es la única expareja con la que tiene problemas la Chica Dorada. También mantiene una riña con Gerardo Bazúa, quien concursó en la versión mexicana de La Voz (de hecho, él era parte de su ‘team’).

El mexicano fue uno de sus últimos novios y padre de su segundo hijo, Eros, nacido en marzo de 2016. El cantante de Sinaloa contó en sus redes sociales que apenas ve al pequeño. “Feliz día del Niño, donde quiera que estés, Eros. Te amamos y extrañamos”, escribió en abril.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA