Conversamos con Tato Turano de Les Luthiers

El grupo humorístico ofrecerá shows en Guayaquil y en Quito.

23 ene 2019 / 11:00

Tras dos años de ausencia regresa a Ecuador el grupo humorístico argentino Les Luthiers. En Guayaquil se presentarán el 23 de enero en el Centro de Convenciones mientras que en Quito, el show será los días 25 y 26 en el Teatro Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

En esta ocasión Les Luthiers trae al país el espectáculo Viejos hazmerreíres, una antología de sus mejores repertorios, tales como Los premios Mastropiero, Todo porque rías, Por humor al arte y Lutherapia.

Conversamos con Tato Turano, uno de los integrantes del famoso conjunto, ganador de un Príncipe de Asturias para conversar acerca de su vigencia tras 52 años de carrera. “Seguimos, y ahora con esta antología que transmitimos desde Radio Tertulia, nuestra opinión... y la tulia”, afirma Tato, quien se unió al grupo en 1989.

Los ecuatorianos, seguidores de estos artistas, podrán volver a ver la zarzuela Las majas del Bergantín, Quién mató a Tom Mc Coffee o La cumbia epistemológica, intercalados con las enseñanzas del gurú Sali Baba, los delirios de un hombre que vio a los marcianos o las melodías de London Inspection, todo locutado por los comunicadores que llevan el hilo conductor y comentan además temas cotidianos de la sociedad moderna.

“Nunca nombramos a alguien en particular, ni decimos palabrotas ni mencionamos hechos o lugares determinados, así fue siempre. Hay tópicos que abordamos hace 26 años y cuando los presentamos de nuevo, la gente se ríe, te das cuenta que se hablan de las mismas cosas. Nuestro espectáculo es atemporal y representa arquetipos vigentes”.

Sin embargo, la obra incluye piezas nuevas como Receta postrera o Un vals culinario, en las que se incorpora como instrumento novedoso la batería de cocina, conformada por once sartenes y seis ollas.

De los países hispanos que han visitado en más de cinco décadas, Tato dice que los públicos son distintos, por lo que sus chistes y ocurrencias tienen que ser adaptados al lugar para lograr el efecto esperado.

Pone de ejemplo a los españoles, el andaluz suele ser efusivo, mientras que el madrileño más frío, “pero al final lo calentamos”, asevera entre risas. De Ecuador sostiene que es una plaza muy querida con la que siempre es bueno recuperar el contacto con su gente.

¿Pero qué tan graciosos son los miembros de Les Luthiers fuera de los escenarios? “El humor forma parte de nuestras vidas, nos acompaña en los viajes en avión y recorridos en buses. Y a todo esto las familias que hemos formado van con nosotros”, precisa el bonaerense.

Agradecen que gracias a la tecnología y plataformas como YouTube mucha gente joven los ha descubierto y goza con ellos. Están conscientes que la industria discográfica ha cambiado, por lo que hace tiempo que no graban un álbum de estudio, pues más rentable son sus actuaciones en vivo.

El hecho de haberse mantenido por tanto tiempo cuando otros humoristas colgaron los guantes o desaparecieron del mapa artístico sin trascender, según Tato, responde a la “originalidad, calidad visual y musical, enmarcadas en una comedia no agresiva, esa es la base de todo”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA