Gabriela Pazmiño: “No critiquen a sus padres, solo abrácenlos”

Después del fallecimiento de su mamá, la presentadora de En contacto habló en exclusiva para EXPRESIONES.

07 feb 2019 / 12:00

Es la primera vez, desde el fallecimiento de su madre, que Gabriela Pazmiño concede una entrevista a un medio de comunicación. Hoy más serena y dando cara a la vida, la presentadora de En contacto (Ecuavisa) habla para EXPRESIONES de cómo sobrelleva la ausencia de doña Gladys Pino, y de cómo su fe en Dios se mantuvo firme en todo momento.

¿Cómo se siente en este instante?

Estoy mejor, no estuve nada bien. Por más que sabíamos lo de su enfermedad terminal (cáncer), nunca estás preparado para la muerte de un ser querido. Es literalmente como la canción Algo se me fue contigo, de Rocío Jurado. Con mi hermana María Fernanda vivimos un proceso muy difícil al verla cómo se deterioraba diariamente, que al final no pudiese comer ni valerse por sí misma fue muy duro.

¿Con qué se queda de ella?

Su amor a la vida, la manera en que se aferraba a ella. Siempre me decía que si moría, era de pie. Al ver su dolor pedíamos a Dios que sea lo que Él quisiera pero hasta el final quiso someterse a quimioterapias. Nada le podíamos negar, accedimos a todos sus deseos. Ella finalmente murió dando amor y con la satisfacción del deber cumplido. Me quedo con lo de educar con el ejemplo y sus frases maravillosas de cómo debe ser una mujer, la importancia de la familia como prioridad, principios y valores que hablen de ti como una buena persona y precautelar tu honestidad y el buen nombre que solo tú puedes cuidarlos.

¿Qué se aprende en este proceso?

Que el tiempo no para y que no hay dejar de hacer ni decir las cosas para otro día, que las oportunidades de compartir con nuestros padres deben ser espaciosas y únicas. Yo le pedí a Dios en algún momento que me permita hacerle una fiesta a mi mami con el vestido que ella quería. Mi hermana y yo dejamos muchas cosas a un lado para estar con ella... hasta la llevamos a la playa. Mi mamá se fue como quiso, en paz, sin desesperación ni ahogos, murió mientras dormía de la mano de nosotros. Consciente de que dejaba dos seres humanos buenos en esta vida. Se fue joven porque no se cuidó en su salud y es algo a lo que ahora yo le presto atención.

Gabriela siempre mostró ser una mujer fuerte en público... pero, ¿en la intimidad?

Imagínate perder al ser más importante de tu vida. Nunca había hablado de esto, pero desarrollé ataques de pánico. Me enfermé, fue horrible. Felizmente el canal entendió mi dolor, pensaba que iba a morirme. Aparentaba estar fuerte, pero me reprimí tanto que hubo consecuencias. Consulté a un homeópata y me ayudó mucho. Dios ha sido bueno y sigo en este proceso. El luto es importante, luego viene la resignación, el aceptar y así me encuentro. A cada persona que tenga a sus padres, solo les digo, no los critiquen, solo abrácenlos y que sea hoy, mañana puede ser tarde.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA