Marián Sabaté controlará su lengua

La reina de la prensa rosa será parte de Intrusos y Vamos con todo, el juego.

12 oct 2018 / 00:00

Marián Sabaté está a punto de volver a la acción en su nueva ‘casa’ televisiva, RTS. El lunes, a las 17:00 saldrá en el espacio de farándula Intrusos con Oswaldo Segura y a las 18:00 en el programa concurso Vamos con todo, el juego con Eduardo Andrade.

Desde su salida de Jarabe de pico, de Teleamazonas, ha estado de un lado para otro, en sesiones de fotos, reuniones con el equipo y agencias de publicidad, entrevistas...

Rápidamente le pusieron reemplazo en Jarabe de pico.

Me parece bien, tenían que poner a alguien. Todos somos necesarios, pero nadie es indispensable (risas). Yo soy la mamá, Cynthia Naveda es mi hijita, una chica encantadora. Somos igualitas, rubias, alborotadas y alegres.

Ella es talentosa, aunque no tiene su ‘hoja de vida’ en amores, escándalos...

Se parece a mí, a veces la he visto en fotos en redes sociales y he dicho: ¿cuándo me tomé esas imágenes? Aún le falta porque es más joven, hay que dejarla caminar para que caiga en escándalos (risas).

¿Cómo la ve ocupando su lugar?

Me gusta. Hay un equipo sólido en Jarabe, es muy amiga del productor Mario Naranjo y Will (Mendoza), eso ayuda. Harán una argolla.

En un nuevo proyecto, los nervios siempre salen a flote aunque exista experiencia y trayectoria.

Por supuesto, es inevitable. Estoy como loca, así tenga una gran trayectoria y la producción haya puesto su mejor esfuerzo, una gran inversión, nada está seguro, siempre es un reto y riesgo. Pero decreto que será un éxito como Aló qué tal América.

Tendrá que correr de un programa a otro.

Intrusos es una franquicia internacional, se compraron los derechos. Existe en Argentina, Chile, Costa Rica... No vale decir que es una copia o robado porque eso no es así. Es full farándula. Cuando termine ahí, debo correr a cambiarme de ropa y maquillaje. Todo eso en cinco minutos para de inmediato salir en Vamos con todo, el juego. Muchos concursos, preguntas de farándula, participaciones telefónicas... Es un Aló qué tal moderno. Habrá muchos premios. Todo en vivo, no me gustan las grabaciones, son largas y aburridas.

Para muchos será novedad verla en programas concursos.

Hace tiempo que no los hago, lo último fue A lo grande en RTS. En este canal estuve en Acertijo, Nubeluz, Aló qué tal América y A lo grande. Recién había dado a luz a Alejandrito cuando me fui de la empresa. He hecho de todo, pero los concursos son los que más me gustan, soy animadora, no presentadora.

Cuando la presentaron en RTS le mandaron una punta a Gabriela Pazmiño, al decir que esperan que usted deje hablar a Oswaldo. Todos sabemos que ella tiene fama de no dejar hablar a sus compañeros.

(Con cara de inocente y de yo no fui) Sí lo dejaré hablar, nosotros llevaremos las riendas, los panelistas son los que deberán opinar. Oswaldo es muy profesional, sabe mucho, hay química y Eduardo es más loco que yo.

Tal vez Oswaldo sufra con usted porque él es más tranquilo.

Somos el yin y el yang, él siempre ha sido muy mesurado en lo referente a farándula, pero la idea es que los dos lo seamos, aunque mi personalidad no da para eso.

¿Para evitar que el presupuesto se dispare más de la cuenta por sus ingresos sacaron personal y contrataron panelistas que quizá no exigen mucho?

De la economía del canal ni de presupuestos sé nada. No creo que haya sido así, ni pienso que le quiten el almuerzo a otro para pagarme mi sueldo. Son decisiones del canal, ellos lo habrán analizado, unos pasarán al Club de la mañana, otros salieron. No es mi culpa, ya estoy muy estresada con los preparativos.

Una presentadora con su experiencia va sobre seguro. ¿Exigió algo, por ejemplo, una cláusula en el contrato de que si los proyectos no funcionan la reubiquen en otro espacio?

Fue un contrato básico, sencillo, será porque tengo mucha confianza en mí misma. No se me ocurrió eso, además, los contratos perennes ya no existen, en las empresas ahora te pueden botar cuando los directivos quieran y nosotros nos podemos ir cuando así lo decidamos.

Oswaldo y usted serán los moderadores de los intrusos, ¿de qué se encargarán ellos específicamente?

Son siete intrusos (entre ellos La Gringa, Farandulero Luis, William Jaramillo...), una especie de panelistas que no tienen que ser conocidos ni periodistas, una fue pareja de un famoso, otro tiene un espacio de farándula en Internet. Considero que pueden opinar.

¿Ahora cualquiera comenta?

No es así, ellos han estado en el ojo del huracán, metidos en pitos, pero han sobrevivido. Todos los días saldrán, variarán en un mes o dos meses, no son fijos.

Algunos no se muerden la lengua, disparan toda su artillería, como William Jaramillo... y tal vez entre ellos mismos se harán pedazos. Así se expondrán a demandas...

Eso podría ocurrir, pero entiendo que la producción ha tomado sus medidas para evitar esos problemas y que metan la pata. Soy moderadora, esta vez otros comentarán, yo controlaré mi lengua. Lo que más agradezco y valoro son la libertad de decisión y la de expresión que tendré, y contaré con el apoyo del canal. Respetarán mi criterio.

Eso no se lo cree ni usted mismo, tiene demasiada experiencia moviendo la lengua como para no hacerlo.

(Risas) Sé que es así y que tal vez lo de moderadora dure poco, también meteré mi sazón.

Gabriela Pazmiño y su esposo, el político Dalo Bucaram, pusieron el grito al cielo y ‘advirtieron’ que iban a proceder legalmente alegando linchamiento mediático si seguían nombrándola a ella en Jarabe de pico. Ahora en otra ‘casa’ y en otro programa, ¿volverá a mencionarla?

Si da razones claro que sí. Lo bueno e inteligente que hizo fue que se salió de la farándula, ya no la hace en el programa En Contacto, pero es parte del medio, es una figura mediática y está expuesta. No es lógico que esté en farándula, hable de otro y no quiera que se la mencione. No tiene corona. En Jarabe no hubo excesos con los comentarios ni linchamiento, no sé por qué pensó eso. Debió haber pedido disculpas porque no hubo nada de lo que dijo. Es una pésima combinación, la farándula y la política.

Si se ven en algún lugar, ¿se saludan?

Yo no tengo mala onda, no estamos peleadas. Me llevo bien con su familia política. Creo que simplemente se abrumó, todo se le vino encima, no sé por qué Jarabe de pico pagó las consecuencias.

¿Seguirá en Brujas con Dora West, quien ahora será su competencia?

No sé de dónde salió que el programa en Facebook no iba más porque me cambié de canal. Ya hemos vendido los próximos tres meses. Estamos buscando una tercera bruja, una de las opcionadas es Tábata Gálvez. Somos socios en grupo, pero por el momento con Dora estamos marchando bien. Sé que es delicado porque seremos competencia, tratamos de no hablar de esos temas. Quizá la nueva bruja llegue el próximo año.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA