Darwin Robles obtiene reconocimiento de la televisión estadounidense

El ecuatoriano recibió la Medalla de Oro por parte de La Academia Nacional de Televisión, Artes y Ciencias de Estados Unidos.

15 may 2019 / 16:00

Esperando que su situación legal en el país del Tío Sam se torne favorable, es así como se encuentra el director manabita Darwin Robles. Mientras eso ocurre, se encuentra en Ecuador, donde tomará un año sabático, hasta que las aguas vuelvan a su cauce.

Pero quien se desempeñó como un alto directivo del América TeVé (canal de Florida), recibió una buena noticia estando en Quito. Se trata de la Medalla de Oro por parte de La Academia Nacional de Televisión, Artes y Ciencias de Estados Unidos por su servicio de tiempo y talento a la Academia y a la Junta de Gobernadores.

“Es una medalla creada para reconocer a quienes aportan en el campo de la televisión, artes, ciencias y servicio público. Es un honor para mí haber recibido este homenaje”, comentó Darwin a EXPRESIONES.

Karla MacDonald, directora ejecutiva del capítulo de la costa del sol de NATAS (Academia Nacional de Televisión, Artes y Ciencias, por sus siglas en inglés), manifestó que “sin duda su contribución ha enriquecido las vidas de muchos a través de sus logros duraderos en las artes y el servicio público”.

“Salí de mi pueblo Rocafuerte a los 17 años persiguiendo mis sueños, que hoy son superados por la realidad al recibir este importante reconocimiento. El camino ha estado lleno de momentos difíciles, pero son los que me permitieron aprender, crecer y disfrutar intensamente de cada logro. Ahora a seguir soñando, solo que con un poco más de experiencia”, agregó el creativo quien hasta hace un mes radicaba en la ciudad de Fort Lauderdale.

Uno de sus últimos trabajos del que EXPRESIONES se hizo eco fue su cortometraje Animal Nocturno que se presentó en varios festivales incluido el Miami Film Festival.

“En tanto se arregla mi situación migratoria, estaré en Ecuador. Aprovecharé el tiempo para desarrollar varios proyectos de cine. Ha sido bueno reencontrarme con mi familia, mis amigos y profesionales de esta industria con quienes trabajé anteriormente”.

Respecto a lo que vivió en las últimos meses, indicó que “los cambios nos asustan muchas veces, pero salir de la zona de confort nos estimula a seguir creciendo y nos da la oportunidad de descubrir nuevos horizontes”.

Recordemos que Robles llegó a Estados Unidos en 2003 y se casó allá logrando una residencia legal temporal, pero el matrimonio no duró los dos años que la ley migratoria requiere para tener una residencia permanente, lo que derivó en una orden de deportación.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA