Diana Atamaint: “Si fuese una canción sería El hormiguero, de Calle 13”

Expresiones viajó a la capital ecuatoriana y compartió una noche amena, divertida y distendida con la Presidenta del Consejo Nacional Electoral.

28 may 2019 / 11:16

Es una de las políticas más activas del país. Su nombre trascendió luego de convertirse en la primera mujer e integrante del pueblo shuar en ser legisladora. En noviembre pasado fue designada presidenta del Consejo Nacional Electoral. EXPRESIONES quiso descubrir qué hay detrás de Diana Atamaint y para esto compartimos con ella una noche en un conocido restaurante del centro de la capital. La funcionaria pública respondió a cada una de las interrogantes exponiendo su buen humor y confesando uno que otro secreto.

¿Si es mala para contar, para qué es buena?

Para guardar secretos (risas), no, mentira. La verdad es que soy muy mala para despertarme temprano.

¿Conteo rápido o voto a voto?

Voto a voto (sonríe).

¿En qué ocasiones la espera desespera?

En ningún caso. Me gusta tomar las cosas con serenidad porque lo que se hace al apuro generalmente no sale bien.

¿Tiene fama de demorona?

Sí. En ocasiones no formales ni oficiales, pero considero que es parte de nuestra naturaleza de amazónicos. No medimos tiempos. Me incomoda estar de paseo y que me apuren. Me gusta disfrutar del momento.

¿Reprobó en Informática?

No, para nada. Me gustan los números y fui escolta del colegio. Nunca reprobé ninguna materia, me desempeñé como buena estudiante. Me angustiaba pensar que podía reprobar y mi materia favorita fue Matemáticas.

¿Qué tal se lleva con la tecnología y las redes sociales?

Las redes sociales ahora me interesan menos, leo lo estrictamente necesario porque veo mucha agresividad, prefiero evitar.

Lo dice una guerrera amazona.

Somos de naturaleza guerrera. Los shuar nos caracterizamos por eso. Nos agrada la aventura. No nos damos por vencidos y luchamos hasta el final. Las mujeres amazónicas tenemos carácter y mucho coraje. Crecimos en un ambiente inhóspito, en medio de la selva y la ley del más fuerte.

Buena deportista entonces.

SÍ, fui basquetbolista, siempre tuve mucha garra. Así me conocen hasta ahora.

¿Y qué la quiebra?

La gente. A mí me gusta ayudar.

¿Alguna vez le lanzó la lanza a alguien?

Sí. No fue con la intención de hacer daño, sino de asustarlo e intimidarlo.

¿Y ha flechado al corazón?

No sé, ellos tendrían que decirlo (risas).

Creo que sí.

¿Algún galán?

Todavía no.

¿Cuál es el perfil?

Me gustaría que sea un hombre preparado, inteligente y formado.

¿Pero usted lleva los pantalones?

Sí. Me gusta decidir y hacer.

¿Qué la seduciría en una cita ideal?

No me gusta planificar una cita, pero tiene mucho que ver una conversación que me enseñe y sorprenda con sus conocimientos, eso enamora.

¿Qué temas evita?

Ninguno, me gusta abordar cualquier tipo de tema.

¿Si Diana Atamaint tomara la forma de un plato típico de Sucúa, escogería entre un ayampaco, una tortilla de yuca con palmito o un caldo de novios?

Sería un chontacuro. Es el gusano que nace de la palma de la chonta y es exquisito. A las mujeres embarazadas les gusta mucho. Me encanta porque es delicioso, es un manjar, un lujo para nosotros comerlo.

¿Usted fue pionera en muchas cosas, pero cuál es su mayor logro hasta aquí?

Puede sonar un poco pretencioso, pero considero que fue haber abierto el camino y decirle a las mujeres shuar que nosotras también podemos tomar decisiones que estaban vetadas. Salir a estudiar, tener un título universitario e incursionar en la política. Ahora sé que en mi provincia (Morona Santiago) hay mujeres alcaldesas shuar muy jovencitas y estoy muy alegre.

¿Una triunfadora?

No, soy más bien mujer de cumplir metas, propósitos y sueños.

¿Un sueño pendiente?

No es un discurso de reina, pero luchar contra la discriminación y la violencia de género.

¿En estos tiempos de empoderamiento y equidad de género, cómo valora esas posturas?

Es lo justo que la gente no se quede callada y reclame por sus derechos. Los derechos humanos están por encima de todo. El respeto a la diversidad sexual, religiosa y política es lo que debería hacer la sociedad. No deben existir límites ni restricciones.

¿La mujer es dueña de su cuerpo?

Sí, dueña de su cuerpo.

¿Qué más le gustaría presidir, además del Consejo Nacional Electoral?

No lo he pensado. Prefiero hacer bien en lo que estoy ahora. Las cosas que he obtenido se han dado en el camino de acuerdo a las circunstancias organizativas o familiares. Y cuando he aceptado ha sido para competir y ganar, no para estar de relleno. Soy muy objetiva, no me gusta aventurarme sino cumplir con los requisitos y estar preparada.

¿Qué prefiere en sus momentos de desconexión?

Estar en mi casa con mis dos hijos, ya son jóvenes, la mujer tiene 25 años, y el varón, 21.

¿Su secreto para lucir bien a los 47?

Dormir.

Si su vida fuera un género de película, ¿cuál sería?

Misterio.

¿Y el protagonista?

George Clooney (risas).

¿Y si fuese una canción?

El hormiguero, de Calle 13.

¿Con qué peca?

Con todo lo que me hace feliz.

¿En qué cree firmemente?

En trabajar en equipo, en la unión de la gente para conseguir metas.

¿Qué le molesta de ser un personaje público?

De repente haber perdido la privacidad. El político trae pasiones y lo puede colocar en una zona de riesgo. Más que andar en la calle, es la agresividad de las redes sociales y lo que me duele es que a mis padres y a mis hijos les llega. Además de la persecución política a la que la familia está expuesta, esa es la parte triste. Ellos te apoyan, pero no me parece justo que vivan lo que no tendrían que vivir. Es como cuando haces deporte, el que juega dentro de la cancha no siente por la adrenalina, pero los que están en las barras son los que sufren.

¿Presidenta de la República?

Si bien es bueno proyectarse a futuro, es mejor centrarse en lo de ahora y que eso salga bien.

TAMBIÉN DEBES SABER...

-No es buena para contar cachos.

-No se suelta fácilmente. Es muy reservada y tiene pocas amigas.

-Cambiaría su mal genio. Se molesta cuando las cosas no salen bien.

-Se considera terca. Si se le mete algo a la cabeza, va hasta el fondo.

-No le gusta el frío ni llevar mucha ropa.

-Sus olores son los amaderados cítricos.

-Es mala para la cocina porque “no hay tiempo ni la oportunidad”.

-Escucha salsa, cumbia y bachata.

-Tiene miedo a equivocarse.

-Fue seleccionada de baloncesto de Morona Santiago.

-Su frase es: “Prefiero arrepentirme de lo que hice y no de lo que dejé de hacer”.

CONÓCELA

*Nació en Sucúa (Morona Santiago), hace 47 años.

*Ingeniera comercial en la Universidad Estatal de Cuenca.

*En 1998 fue designada técnica del Proyecto de Desarrollo de los Pueblos Indígenas y Negros del Ecuador, desarrollado por el Banco Mundial.

*Ha ocupado cargos como asambleísta provincial, vicepresidenta del Consejo Nacional Electoral y actualmente lo preside.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA