“Con la agenda casi copada, igual hay tiempo para todo”

Santiago Carpio

10 may 2016 / 13:02

Un día antes del terremoto que azotó a Ecuador el pasado 16 de abril, se estrenó la obra de misterio y humor 75 puñaladas. Originalmente serían cuatro funciones, pero ante el trágico acontecimiento, su director, Ricardo Velástegui, pospuso las presentaciones.

Para quienes se quedaron con las ganas de verla, hay buenas noticias porque los días 20, 21 y 22 de mayo podrán apreciarla en la sala Experimental del Teatro Centro de Arte.

Santiago Carpio, uno de los actores que participan en esta pieza del argentino Martin Giner, está contento con retomar los shows.

“Creíamos oportuno esperar un tiempo y que el público no corra ningún riesgo”, afirma el artista lojano, que este año continuará impulsando las artes escénicas en su ciudad natal.

En noviembre pasado creó su productora Cano. “Hemos constituido un gran equipo de trabajo. Estamos centrados en llevar a las tablas la vida de Matilde Hidalgo de Procel a través de un musical con canciones originales de Rubén Alvarado. Lo estrenaremos el 15 de junio y esperamos moverlo a otras ciudades”.

Aunque su productora también está encargada de la nueva edición del festival Loja sobre tablas, Santiago Carpio no se desliga de Guayaquil, la ciudad en la que estableció su centro de operaciones. Aquí, además de 75 puñaladas y de Sueño de una noche de verano (teatro leído en homenaje a los 400 años de William Shakespeare), el recordado villano de Rosita la taxista alista una serie de montajes con el Teatro Experimental, dirigido por Marina Salvarezza, y el estreno en Ecuavisa del biopic del rocolero Gerardo Morán, a cargo de Peky Andino y que lleva por nombre El más querido. “Yo encarnaré a Gerardo. Me tocó aprenderme todas sus canciones (risas) en una historia en la que una de las locaciones fue su casa. Intervienen Érika Vélez y Mao House. Fue interesante construir ese personaje”.

Santiago, quien asegura haber recibido este año varias propuestas para hacer cine nacional, manifiesta que no le gusta abarcar tantas cosas y prefiere escoger los proyectos que se concretan para desarrollarlos con detenimiento, dedicación y sobre todo concentración.

Para el actor, director y productor, el arte es otra manera de sanar heridas y alegrar el alma cuando se viven momentos difíciles.

“El efecto ‘pos’ en una catástrofe como la vivida recientemente es lo que merece mayor atención. Con algunos de mis compañeros planeamos una serie de actividades como terapia de risas en Manabí y Esmeraldas, algo que se necesita bastante en estos momentos”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:

A LA CARTA