Bardo José, la música sin rostro

El artista quiteño trae con Tokio una nueva propuesta en Synth- pop.

14 oct 2019 / 18:30

El libro El Bardo thodol, un instructivo para los moribundos creyentes del budismo, inspiró su nombre. Lo escuchó en una película en el 2015 y se quedó en su memoria. José Ignacio Burneo (26) es su nombre de pila y cuando se decidió hacer de la música un camino profesional no dudó en combinarlos.

El quiteño lleva algo más de un año haciendo de los sintetizadores su mejor herramienta y ya tiene todo un disco grabado.

Tokio es el actual sencillo del intérprete quiteño, que tuvo muchas dudas de hacer de este proyecto algo profesional, pese a estudiar música de forma convencional. “Cuando me fui a estudiar a Boston, me di cuenta de que era un plan muy clásico. No me sentí atraído del todo pero ya quería grabar. En la recta final entendí que como las cosas ya estaban comenzando a pasar aquí, podía presentar mis temas”, dice.

Podría pensarse que Bardo José es volátil y se desencanta rápido de las cosas, pero él refuta y explica que más bien es perfeccionismo. “Hasta no encontrar exactamente lo que quiero, no me quedó tranquilo. Por eso dejé las clases y me dediqué por completo al proyecto. Es lo que quería hacer”.

La promoción de su segundo disco Realidades no ordinarias Vol.II tiene como base el tema Tokio, el mismo que escribió durante un viaje a Japón y del cual cree su sonido representa el concepto del próximo disco. “Estuve visitando a mi hermano. De esa ciudad solo tenía como referencia la película Lost in translation (2003), de Sofia Coppola. “Fui y seguí los lugares que mostraba la cinta, y también los edificios, y la casi ciudad subterránea en el metro. Entonces la canción es lo que le contaba a mi novia que estaba en Ecuador, lo que estaba viviendo. Son casi mensajes de WhatsApp”, explicó mientras acotaba que la compuso en uno de los vagones del tren subterráneo con una aplicación para grabaciones amateurs llamada Garageband.

Ahora el disco, que fue grabado en un 85 % solo con su computadora, cuenta con la producción de Marcelo Suárez y la participación de un guitarrista y baterista, además de la colaboración de Boris Vian como artista invitado. El video clip, que ya está en YouTube, fue una colaboración con RadioCocoa.

La cara oculta, por el momento

Por ahora no ha mostrado su rostro, solo lo saben quienes lo han visto en vivo, como en su show de hace dos semanas en Guayaquil.

Bardo José sabe que la funda en su cabeza es su distintivo, pero en su próximo lanzamiento se mostrará sin ese velo. ¿Pero por qué ocultaba su imagen? El cantante tiene esta explicación. “Vivimos en una época en la que el arte está relacionado de manera excesiva con el artista físicamente. Me gusta que mis canciones pueden sonar sin tener que relacionarme como intérprete. Y cuando lancé el proyecto, también fue por nervios, era más fácil al no mostrar mi cara”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA