Angie Cepeda, en una cinta independiente con Nicolas Cage

EXPRESIONES conversó con la actriz colombiana en el hotel Hard Rock Riviera Maya.

20 may 2019 / 00:32

La exitosa telenovela Las Juanas y la película Pantaleón y las visitadoras le cambiaron la vida a la colombiana Angie Cepeda, de 44 años. En el melodrama del fallecido Bernardo Romero y producido por RCN Televisión en 1997, su personaje de Juana Valentina —al igual que sus hermanas de ficción— lucía una mancha con forma de pez donde termina la espalda.

Mientras que en el filme peruano de 1999, dirigido por Francisco Lombardi, interpretó a la prostituta La Colombiana, quien se robó el corazón del capitán Pantaleón Pantoja, caracterizado por Salvador del Solar —ahora presidente del Consejo de Ministros del Perú— y en el que sale como Dios la trajo al mundo. Con él volvió a trabajar en la cinta El elefante desaparecido.

Angie, nacida en Magangué, estuvo en la sexta edición de los premios Platino del Cine Iberoamericano desarrollada en Playa del Carmen, México, el fin de semana pasado. En la gala entregó una de las estatuillas.

Allá se reencontró con el peruano Christian Meier con quien estelarizó el dramatizado Luz María y el seriado Familia en venta, con los mexicanos, el director Manolo Caro y Cecilia Suárez, con quienes compartió en Elvira, te daría mi vida pero la estoy usando y con su compatriota Manolo Cardona de 2091, una serie de ficción que ambos protagonizaron. En 2017 estuvo nominada a los Platino por La semilla del silencio en la categoría de mejor actriz.

Posee una esbelta figura, mide aproximadamente 1,67 metros, luce una melena castaña, y sus ojos color marrón son muy expresivos. Pertenece al signo Leo y sostuvo un romance con el cantante argentino Diego Torres durante 8 años. Vivió en España y ahora en Los Ángeles, Estados Unidos.

EXPRESIONES conversó con ella en el hotel Hard Rock Riviera Maya y se alegró cuando le comentamos que la entrevistadora era de Ecuador, un vecino de Colombia.

Pantaleón y las visitadoras, basado en la obra de Mario Vargas Llosa y que protagonizó hace 20 años, ha sido llevado al teatro y convertido en un musical que se estrenará el 24 de este mes en Perú.

No me lo hubiera imaginado (risas) y ojalá el público lo acepte. La Colombiana es uno de los personajes que no olvidaré. Me abrió puertas porque trascendió fronteras, el filme se lo vio en muchos países como España, Italia y en otros lugares que jamás pensé.

Algunos de sus proyectos están a punto de salir del horno...

Próximamente se estrenará la película independiente Kill Chain, en la que trabajé con el actor y productor estadounidense Nicolas Cage. Ahí interpreto a una mujer llamada Gabrielle, es un papel interesante y fuerte, soy una asesina, además controladora. Es un thriller psicológico sobre personajes cuyas vidas se entrelazan por un conflicto. El filme está dirigido por Ken Sanzel y el final no es previsible. El año pasado se la grabó en Colombia.

¿Cómo fue la experiencia de compartir con Nicolas Cage?

Nicolas fue un buen compañero, generoso y muy comprometido con su trabajo. Una experiencia buena y chévere.

Pero la cinta con Nicolas Cage no es su único as bajo la manga...

Así es. Berko, adaptación de la novela El arte de callar de Roberto Brodsky, se emitirá por Fox. Se trata de una producción que grabé en Chile del género policial que gira en torno al trasfondo político de la transición a la democracia en ese país, luego de la dictadura de Augusto Pinochet. Está ambientada en la década del 90. No sé si le han cambiado el nombre a la serie. Otra que se verá es Kobiety mafii 2, un filme polaco.

Vivió en España una larga temporada ¿tal vez porque prefiere el cine europeo al gringo?

Depende. Hay buenas historias y no tan buenas en todos lados. Me gusta mucho el cine europeo, el iberoamericano y el gringo no lo descarto. Cuando me ofrecen un papel me fijo en el libreto, si la historia me conmueve, me hace sentir algo el personaje y además en el director. Todo eso suma.

Existen actores que prefieren olvidar que en una etapa de sus carreras hicieron telenovelas.

Así empecé orgullosamente. Fue una etapa de mi vida, era muy joven. Luego mis prioridades cambiaron, le dediqué más tiempo al cine. Ya no me veo haciendo telenovelas.

Ahora muchos optan por las series.

Casi siempre se encuentran personajes más interesantes en el cine e incluso en las series. Me interesan proyectos más cortos. Jane the Virgin, 2091 y Camionero son algunas de las producciones de ese tipo en las cuales he participado. 2091 es una serie futurista, con Manolo Cardona, en la cual los habitantes de la Tierra han agotado sus recursos naturales y todo está al borde de la extinción y Camionero es una serie web (con el ecuatoriano Andrés Crespo). El personaje principal tiene algunos problemas y para salvar su matrimonio, la esposa soy yo, le organiza una fiesta a su hija, pero se mete con mafiosos para costearla.

Es común que los actores quieran algo más, por ejemplo dirigir o producir.

Me atrae la producción. Pero voy poco a poco.

Angie modeló para diferentes marcas. En 1991 se fue a vivir a Bogotá (antes residió en Cartagena y Barranquilla) y comenzó a estudiar Mercadeo y Publicidad, pero se retiró para actuar en La maldición del paraíso. Así comenzó en el mundo de las telenovelas. Su debut en el cine se dio en 1996 con Ilona llega con la lluvia junto a Margarita Rosa De Francisco.

“Todo el tiempo voy a Colombia. A veces por trabajo y otras por visitar a mi familia”, cuenta la actriz. Ahí vive su hermana Lorna, La Peliteñida de Yo soy Betty, la fea.

Su estado civil: soltera. Cuando se le pregunta sobre amores, responde que de su vida privada no habla. Disfruta de la compañía de su perro Franky. Le agrada la soledad y admite no tener mucha paciencia. Le gusta subir y bajar colinas. Cree en los ángeles. De Ecuador ha visitado Quito y Cuenca.

En Escobar, el patrón del mal, le dio vida a Regina Parejo, la periodista que se convirtió en la amante de Pablo Escobar, el temido narco colombiano. “Siempre quise trabajar con el director Carlos Moreno y con el actor Andrés Parra. No la considero una serie más de narcotráfico, está basada en un libro en el que se cuenta la vida de uno de los personajes que marcó la historia de Colombia. Me encanta el personaje de Regina. Solo estuve en una etapa de esta producción, a ella la defiendo, me pareció una mujer fascinante”.

También dijo...

Los premios Platino son importantes porque apoyan nuestra industria, el contenido español nos da mayor exposición y se informa al público de lo que estamos haciendo los actores, productores y directores. Es una manera de celebrar al cine iberoamericano con lo complicado que es hacer una película, además nos reencontramos con compañeros que no vemos desde hace tiempo.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA