Andrés de Inglaterra, acusado de abusar de una joven

Una de las víctimas sexuales del millonario Jeffrey Epestein concedió una entrevista para la cadena NBC donde dio varios detalles.

22 sep 2019 / 16:02

Las acusaciones por abuso sexual se multiplican y salpican a personajes del mundo internacional. Desde gente vinculada al cine hasta políticos. Ahora el turno es de la realeza.

El nombre de la supuesta víctima es Virginia Roberts Giuffre. Ella, una de las víctimas sexuales del millonario Jeffrey Epestein (quien se suicidó el pasado 10 de agosto), dijo el viernes 20 de septiembre que el príncipe Andrés de Inglaterra había abusado de ella. Y concedió una entrevista para la cadena NBC donde dio varios detalles.

Ella aseguró que también estaba involucrada la socialité británica Ghislaine Maxwell, hija del editor magnate y estafador Robert Maxwell, quien se desempeñaba como social media del financiero.

En su relato afirmó que, cuando tenía 17 años, Ghislaine la despertó por la mañana con una noticia: conocería a un príncipe. “Lo que no sabía en ese momento es que me iban a traficar a ese príncipe”, afirma. Continúa diciendo que esa noche salieron de fiesta los cuatro (Ghislaine, Epstein, Andrés y ella) a un club en Londres. Allí bailaron y consumieron vodka, luego de lo cual la mujer le dijo que le hiciera al príncipe “lo mismo que le haces a Epstein”.

Ante el escándalo, la cadena CNN pidió la versión a la Casa Real británica que, a su vez, emitió un comunicado en el que negó “enfáticamente que el duque de York haya tenido alguna forma de contacto o relación sexual con Virginia Roberts. Cualquier afirmación en contrario es falsa y sin fundamento”.

Sin embargo, la duda persiste dada la cercanía entre Epstein –acusado de tráfico sexual de menores por la Fiscalía de Estados Unidos- y algunos personajes de las altas esferas como Donald Trump, Bill Clinton y, por supuesto, Andrés, quien en una declaración dijo que “nunca vio ni sospechó” nada sobre las actividades de su amigo. Esto, a pesar de que solía vérseles juntos. Incluso, luego de que Epstein saliera de prisión en 2010, el príncipe fue captado junto a él en Nueva York, por lo que se vio obligado a pedir disculpas, declarar que habían roto toda relación y dimitir de su cargo de representante del Reino Unido para el Comercio Exterior.

Ese capítulo fue particularmente delicado, pues el imputado era un delincuente sexual registrado que, gracias a sus influencias, solo estuvo en prisión trece meses acusado de prostitución por su participación con menores de edad, a las que pagaba cientos de dólares para tener relaciones íntimas con él.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA