Urgen respuestas

15 may 2019 / 00:01

    Cuantos más escándalos de corrupción salen a la luz, más se asienta la sospecha de que la transparencia y el control no han sido las constantes en el país. Parece ser que la procedencia de los aportes millonarios a un movimiento político ha sido un tema que las instituciones pasaron por alto durante años. Por eso, las declaraciones de un alto representante del gobierno sobre la existencia de una extensa lista de financistas a la campaña en el periodo 2013-2014 no se pueden tomar a la ligera, ya que revelan la poca atención que han tenido en las instancias correspondientes. Es por lo menos curioso que los bancos no hayan detectado nada raro en el movimiento de las cuentas y tampoco la Unidad de Análisis Financiero y el propio SRI. Es imprescindible saber si esos fondos pagaron impuestos y si existe un certificado de origen, pues cuando una persona común intenta realizar un importante movimiento bancario, debe llenar formularios que garanticen la legalidad de los fondos. Por eso no se entiende cómo este tema pasó inadvertido, al menos si se cuenta con todos los mecanismos para investigarlo. Es hora de que la justicia actúe. Esto no es un simple problema personal entre un funcionario y un ciudadano; amerita un proceso justo en el que se determinen responsabilidades.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA