La transparencia y los negocios estatales

12 may 2019 / 19:33

    El Estado, el agente económico de mayor gravitación en la economía, debería conducir sus negocios con probidad y al servicio del interés público. Lamentablemente, la opacidad de los negocios estatales configura un modelo al margen de la ética y las leyes del mercado. Las transacciones están generalmente sujetas a la influencia política, a las mañoserías en las bases de las licitaciones y al tráfico de influencias cuando, por lo contrario, debería primar la sana competencia, la transparencia y una estricta rendición de cuentas. La acción de una Contraloría eficiente y técnicamente bien dotada es requerida para combatir en tiempo real el enriquecimiento ilícito, las coimas, los sobreprecios, las malas inversiones, el desperdicio de recursos, y todos los males que aquejan a la República y afectan la moral de la sociedad entera.

    La adopción de prácticas transparentes requiere legislar sobre las actividades de agenciamiento, representaciones y comisiones incluyendo, entre otros elementos, un registro público y actualizado de los proveedores, agentes y comisionistas de los negocios públicos; sus declaraciones y pagos de impuestos, así como la firma de responsabilidad de quienes participaron en las compras y contratos.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA