martes, 14 agosto 2018
01:05
h. Última Actualización

Terapia frente al abuso sexual

03 feb 2018 / 00:01

    El escándalo y las acciones abominables que ha repudiado la ciudadanía respecto a los hechos de abuso sexual a niños y adolescentes en escuelas y colegios, seguirá gravitando. Más que nada sobre las familias, padres y víctimas inocentes, pues por la inacción de las autoridades educativas se incrementó el número de afectados y se posibilitó la fuga de algunos autores.

    Ya se ha señalado a los responsables de estas graves omisiones que la ciudadanía rechaza, los cuales, siendo autoridades en las escuelas, en los colegios y en el mismo Ministerio de Educación, callaron. El país tiene un juicio moral de aquellos que prefirieron “la tranquilidad del proyecto político” antes que tomar decisiones y medidas para erradicar estos execrables hechos de violencia y abuso contra los infantes. Pero pese a todo, aparece una pequeña luz al final del túnel. El Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) se propone llevar adelante una tarea importante: impulsar acciones que contribuyan al tratamiento terapéutico para las víctimas, y sobre todo para los niños. La ministra ha dicho: “Buscamos que en el proceso de atención de las víctimas se considere seriamente el relato de la víctima, el derecho que tiene a ser escuchado y que se tomen en cuenta sus opiniones en todas las etapas del procedimiento administrativo, en el ámbito de la confidencialidad que debe garantizarse”. Y que trabajará en un proyecto llamado Escuelas de familia.

    Esta labor es importante. La propuesta dice que los objetivos apuntan a prevenir, atenuar y resolver los múltiples casos de violencia a que están expuestas las víctimas. Especialmente niños, adolescentes, adultos mayores y personas con discapacidad.

    Para esto la institución realizará un levantamiento de la información necesaria. Se propone elaborar un registro de alertas tempranas que deben tener los ciudadanos, las víctimas y los familiares de quienes sufrieron abusos. Ya son 4.000 los casos denunciados desde el 2014, sin mencionar los 922 que se dieron en planteles educativos. También señala que “no hay suficientes profesionales especializados para tratar a niños víctimas de abuso sexual”.

    El programa del MIES debe tener el apoyo ciudadano porque ayudará a enfrentar y a resolver la situación psicológica de las víctimas. Ojalá no se desmaye en esta tarea y sus objetivos se cumplan para que los abusos disminuyan y finalmente cesen.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA