Revisión vehicular coordinada

03 ene 2019 / 00:01

    De acuerdo con los informes de los medios de comunicación, entre 400.000 y 500.000 vehículos circulan por Guayaquil, y de ellos unos 12.000 no podrán hacerlo este año mientras no corrijan los problemas que impiden su uso en forma segura. Adicionalmente, un número indeterminado de los autos que ruedan en la ciudad realizan la revisión vehicular en otros cantones. Si la decisión de revisarlos fuera de Guayaquil obedece a razones como la falta de tiempo o la cercanía a los lugares de trabajo estaría justificada, pero si lo que la motiva es la búsqueda de controles menos estrictos se convierte en un tema de preocupación para la comunidad entera, ya que significa que dicho vehículo tiene problemas que podrían dar lugar a accidentes de tránsito y/o a generar contaminación ambiental. Solo de esta manera resulta explicable el hecho de que por las calles de la urbe se movilicen a diario buses y autos humeantes, con el chasis en muy malas condiciones o con luces que no funcionan.

    La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) realiza la revisión técnica vehicular en tres centros, ubicados estratégicamente en el km 10 de la vía a Daule; en el sur, en la avenida 25 de Julio, y frente a la Terminal Terrestre, cubriendo diferentes sectores de la ciudad, por lo que con la debida planificación y anticipación, el proceso no debería significar una complicación para los propietarios de automotores. Además, existen talleres que atienden incluso los fines de semana y que realizan una revisión en la que se verifica que el vehículo superará todos los controles que realiza el consorcio SGS para dar el visto bueno y expedir el adhesivo que certifica que se ha aprobado la revisión. De modo que acudiendo a uno de ellos se puede garantizar que al acudir a un Centro de Revisión Técnica Vehicular de la ATM se obtendrá la habilitación para el rodaje autorizado en un solo intento.

    Que las autoridades encargadas de la revisión del buen estado de los vehículos en los diferentes cantones del Guayas y de las provincias colindantes trabajen coordinadamente, estableciendo los mismos estándares de control, contribuiría a que la movilización por carreteras y calles sea más segura, apuntando a un objetivo mayor: disminuir los índices de accidentes que pusieron fin a la vida de tantos ecuatorianos en 2018.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA