Baño de verdad

09 jul 2019 / 00:20

    La razón de ser del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social fue precisamente darle un barniz de transparencia a los procesos de selección de las máximas autoridades de control, así como también trabajar por la reinstitucionalización de un país donde la corrupción se siente en todos los niveles. Quienes tienen esa titánica labor sobre sus espaldas deben presentar también las credenciales que los avalan y hojas de vida intachables para predicar con el ejemplo. De lo contrario, cualquier acción que lleven a cabo carecería de fundamento ético y moral, lo que pondría en serio peligro el funcionamiento de las instituciones democráticas.

    Por eso es urgente que quien preside el quinto poder aclare las denuncias presentadas en su contra sobre supuestas irregularidades en la inscripción de su candidatura, así como también de su actual situación financiera. Y lo debe hacer, no solo ante los organismos pertinentes, sino principalmente ante la sociedad que lo eligió para que cumpla con el mandato supremo de acabar con el fantasma de la duda en el sector público.

    Quien dirija un organismo de esta naturaleza no puede darse el lujo de mantenerse a la sombra ante cualquier intento de fiscalización. Por lo tanto, es necesario que se redima ante la opinión pública o dé un paso al costado para que prime la verdad.

    “De lo contrario, cualquier acción que lleven a cabo carecería de fundamento ético y moral, lo que pondría en serio peligro el funcionamiento de las instituciones democráticas”.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA