No es percepción

24 may 2019 / 00:01

    Según publicación de este Diario del lunes 20 de mayo, en 2018, en las estadísticas de uso de armas de fuego a nivel nacional, a Guayaquil le correspondió la alarmante cifra del 73%, testimonio irrefutable de que la inseguridad es una realidad y no solamente una percepción ciudadana.

    Que la acción delincuencial va en aumento es un hecho innegable. Asimismo, es un clamor ciudadano que cada vez toma más cuerpo, el pedido de que se reforme el marco legal vigente, pues al parecer, en la práctica protege más al delincuente que al ciudadano honesto, y a la vez enfrenta a los agentes de policía al dilema de actuar o no contra los criminales, ante el riesgo de ser sancionados incluso con prisión.

    ¿Cuántas familias más deberán perder a uno de sus seres queridos? ¿A cuántas personas deberán robarles el dinero o cualquier bien adquirido luego de años de trabajo y esfuerzo? ¿Será necesario un estallido social o que la población vuelva a hacer justicia por mano propia para que las autoridades encargadas de la seguridad nacional y de la promulgación de leyes reaccionen? La inseguridad en que vivimos es un problema que requiere acciones urgentes e impostergables y por ello su tratamiento en la agenda legislativa debe ser prioritario.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA