Fusarium en el Gobierno

12 jul 2019 / 00:56

    El fusarium raza 4 ha levantado de sus cómodas sillas a los bananeros y al mismo Gobierno. Las casi dos décadas de advertencias y llamados de atención pasaron inadvertidos hasta la semana pasada, cuando la sospecha de un caso en La Guajira colombiana sorprendió al primer exportador mundial, Ecuador.

    Ahora, con una amenaza a cuestas, sabemos que el Estado no es el único que debe actuar. Sin el concurso del sector privado no podremos pasar la crisis que se viene.

    Y cuando hablamos del sector privado no nos referimos exclusivamente a productores y exportadores, sino también a cartoneras, puertos, transportación, aerofumigadoras, insumos, servicios, banca.

    Los bananeros deben instalar de forma urgente sistemas de bioseguridad al ingreso y en los perímetros de sus fincas.

    Es que está en juego parte de nuestra seguridad alimentaria, ya que el plátano verde es una fruta tan consumida, junto con el arroz, y con un alto valor en la gastronomía nacional, a un precio muy accesible.

    Será grave, si aparece la raza 4, el impacto en el empleo, en las arcas fiscales y en la dolarización.

    “Ahora, con una amenaza a cuestas, sabemos que el Estado no es el único que debe actuar. Sin el concurso del sector privado no podremos pasar la crisis que se viene”.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA