El sueldo de los funcionarios

05 jun 2019 / 00:01

    Parecería un asunto banal pero, en la lucha contra la corrupción el ingreso mensual de los funcionarios, especialmente el de los públicos, guarda una innegable relación con lo ético de su comportamiento.

    Por supuesto, un buen sueldo no siempre garantiza la honradez deseada, sin embargo, la propicia en alto grado. De ello resulta una manifestación de poder económico no deseable, la renuncia a cobrar su salario de algunas autoridades recién electas. ¿Tan altos son sus ingresos derivados de otras actividades distintas a la política que les permiten manifestarse tan generosos? Sería de mirar cuánto de impuesto a la renta están pagando. Y observar también su manejo de las finanzas de la institución a su cargo. Es importante vigilar qué contratan y con quién lo hacen. La vergüenza continental de lo ocurrido con empresas constructoras transnacionales y altos mandos latinoamericanos debe poner a pensar en cómo impedir que el asunto pueda repetirse, por de pronto desestimulando la sensación de impunidad y, al mismo tiempo entregando salarios dignos que desestimulen el robo de los recursos públicos.

    En definitiva, de distintas maneras, con distintos estímulos, hay que volver a poner de moda la honradez.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA