La transparencia en los negocios públicos

04 sep 2019 / 17:28

    Un poderoso antídoto contra la corrupción es la transparencia y el gobierno, el mayor generador de negocios en el país, debe garantizar la corrección en sus procesos de intercambio comercial. La cultura vigente tiene al escándalo como contraparte del secretismo, configurando así una fórmula perniciosa.

    Se requiere un régimen de agenciamiento y representaciones que termine con la atmósfera de clandestinidad que caracteriza los negocios públicos. Para ello, todas las personas naturales y jurídicas que representan intereses de oferentes deberán ser registradas con datos completos y la constancia del cumplimiento de sus obligaciones tributarias; podrán reunirse con las contrapartes gubernamentales; competir abiertamente en concursos de precios o licitaciones y, de ganar, pagar la totalidad de sus impuestos por concepto de las comisiones y honorarios percibidos. El registro deberá llevar las estadísticas de quienes participaron, sus representaciones y los resultados de su gestión. Actuar sin representación formal deberá ser tipificado como delito.

    Es la antípoda del “giro del negocio”, modalidad instaurada para montar el mayor esquema de corrupción que haya ocurrido en la historia de la República.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA