No a la impunidad

17 sep 2019 / 17:31

    La dignidad, la honra y el buen nombre son valores que los ciudadanos están obligados a cultivar durante sus vidas personales y profesionales. Protegerlos depende de cada uno, con acciones que demuestren un correcto proceder en todos los campos, más cuando se asume un cargo público, que demanda responsabilidad y honestidad. Es por eso que la propuesta de identificar en los medios de comunicación a quienes cometan delitos flagrantes, recogida en el Proyecto de Ley para el Fortalecimiento de la Seguridad Ciudadana, debe ser analizada con lógica, sin prejuicios y enfocada en lograr el bien común. La presunción de inocencia de los implicados en delitos no radica en su anonimato durante el tratamiento de la noticia, salvo en los casos previstos en la ley, sino en el principio de que esa persona será sospechosa hasta que la autoridad de justicia determine o no su grado de responsabilidad. Bajo estas consideraciones, la sociedad tiene el derecho de conocer y reconocer públicamente a quien intente vulnerar su integridad, así como el implicado a defenderse en un proceso justo. De lo contrario, la delincuencia seguirá arropándose bajo el manto de la incógnita y los protagonistas de la historia serán solo siglas que quedarán grabadas en el muro de la impunidad.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA