Economía primaria

20 sep 2019 / 00:01

    Sin competitividad, todo avance económico se convierte en una odisea. Se achaca esa dificultad al impacto del dólar, que encarece las operaciones comerciales frente al resto de países que aprovechan tener una moneda menos costosa. Pero la falta de competitividad tiene mucho más que ver con los procesos productivos y sus ineficiencias.

    La polémica por la tipificación como delito el uso del suero de leche líquido en la cadena láctea es un síntoma de una realidad. Ecuador tienen sectores económicos polarizados. En determinadas industrias, se mueven con procesos que nada tienen que envidiar a los de otras economías más avanzadas. Se presume, incluso, de la calidad de ciertos productos y no solo por la bonanza de las materias primas naturales. Pero, al mismo tiempo, hay actividades -o partes de una cadena- que no se sostienen sin una palmadita oficial. A veces con precios oficiales, a veces con restricciones arancelarias, a veces con limitaciones laborales, a veces, directamente, con prohibiciones.

    Es habitual que lo que beneficia a unos, perjudica a otros. Y protestan. Si se retira la medida, la ira aparece en el otro lado. Y en el medio, el Estado, que se ve abocado a sostener artificialmente sectores que en lugar de catapultarse gracias a los beneficios, se acomodan a ellos.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA