Cambio de manos

15 may 2019 / 18:04

    Las flamantes autoridades, al asumir las alcaldías y la Prefectura del Guayas deberán realizar un inventario de cómo reciben las instituciones que estarán a su cargo, antes de empezar su labor. Transcurrido un plazo máximo de tres meses, tendrían que presentar un informe de situación y en función de ello programar un plan de trabajo para la mejora o solución de los problemas que afectan a los cantones y a la provincia, dando prioridad a los más apremiantes, como el dragado del río, el puerto, la provisión de agua potable y demás servicios básicos, el estado de carreteras principales y secundarias, y pugnas por cuestionadas ventas de terrenos.

    Las expectativas son altas debido a la crisis que atraviesa el país y la ciudadanía espera propuestas creativas y efectivas que dinamicen la economía local y regional.

    El prefecto y los alcaldes recién posesionados deben tener muy claro que administrar la cosa pública exige transparencia y eficiencia, y la primacía del bienestar ciudadano por encima de cualquier interés particular. En la transición no debería influir la afinidad ideológica ni la lealtad partidaria respecto del funcionario anterior pues la nueva autoridad será evaluada por sus resultados, durante y al concluir su gestión.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA