¿Y los privados qué?

15 may 2019 / 18:19

    Nuevos funcionarios y no tan nuevos nuestros deseos de que estos se porten bien y que hagan lo que la Constitución les demanda. Pero nosotros, como ciudadanos y empresas privadas, ¿qué hacemos? Revisemos el sector financiero para empezar.

    La inclusión financiera es una herramienta que incorpora al ciudadano principiante en el manejo de operaciones financieras, no es una obra de caridad por si acaso. Es entre otras cosas una respuesta a ese primerizo que ha sobrevivido entre la frágil pero creciente cultura tributaria y algunas crisis bancarias del país. Es, además, una forma de aterrizar las políticas de desarrollo humano que impactan directamente en estrechar las barreras de desigualdad, rompe los estereotipos y así como casi todas las personas activas económicamente en el país tienen acceso a la telefonía, este puede usarse no solo para llamar e informarse, sino también para adherirse a una tecnología que en nuestro presente es la antesala inevitable de casi todo servicio.

    En el país hay historias exitosas de varias experiencias de inclusión financiera desde la aparición de las cooperativas como un modelo financiero solidario e igualitario entre sus socios y que más de una vez estuvo pisándole los talones a la banca privada en porcentajes de ahorros.

    No se puede crecer sin aprender. Así más o menos debe ser el impulso al desarrollo de más políticas que incluyan modelos que pongan fin a la exclusión.

    Otras historia exitosa es la que dejaron los microcréditos que no solo pudieron expandirse en el sector agrícola sino en el hogar de las familias con mayores desventajas. Ejemplo, el que hiciera Hogar de Cristo en el sector Monte Sinaí en los últimos 17 años, quien otorgó 387.000 créditos de esta naturaleza, incorporando a casi nueve mil mujeres en este programa e invirtiendo $112’200.000

    Claro que quienes otorguen este servicio y no sean una ONG deben empezar cambiando su enfoque y diseñar productos financieros específicamente para un sector que tiene tanto derecho a crecer como todos, y tanta necesidad de aprender lo que una sociedad de consumo infame no ha permitido que aprenda.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA