Urdesinos rehenes en casa

18 feb 2019 / 00:01

    Quienes habitamos en zonas aledañas a las que se encuentran con parquímetros instalados, padecemos el infortunio del abuso por parte de propietarios irresponsables de vehículos, que con el mayor desparpajo, bloquean las salidas de los estacionamientos de nuestras casas u oficinas, a vista y paciencia de las “autoridades” de tránsito.

    La instalación de los parquímetros a lo largo de la avenida Víctor Emilio Estrada, al igual que en los alrededores del parque ubicado en Circunvalación Sur y V. E. Estrada, han permitido la rotación en los estacionamientos de dicha zona, lo cual sin lugar a dudas dinamiza el comercio para los diversos negocios existentes; pero la falta de cultura ciudadana, la viveza criolla de los “cuidadores” de carros, autoproclamados dueños de las calles aledañas, carentes de dichos dispositivos, las administran a su gusto y antojo, sin ningún tipo de respeto a si los autos de sus clientes obstruyen la salida de los vehículos de los residentes, que se ven imposibilitados de utilizarlos porque algún desadaptado estacionó su carro bloqueando la rampa de salida.

    El efecto colateral de la instalación de los parquímetros es que las calles aledañas que no cuentan con ellos se ven abarrotadas de vehículos estacionados de ambos lados, interrumpiendo el acceso vehicular a los garajes de las casas y/o negocios, transformando a la calle de doble vía en calle de un solo carril, generando congestión vehicular desde las 9 de la mañana hasta las 10 de la noche o más, si en la zona hay restaurantes, bares o cafeterías. Basta recorrer calles como Ébanos, Ficus, o las ubicadas atrás del Centro Comercial Plaza Triángulo para comprobar lo caótico que resulta el tráfico en dichas zonas y la congestión vehicular que causa la irresponsabilidad de propios y extraños, así como la indolencia o quemeimportismo de la autoridad que está llamada a regular el tránsito e impedir que se cometan tales contravenciones.

    La imagen de la ciudad es afectada también por el desorden vehicular, ese que ha convertido a los residentes urdesinos en rehenes en sus propias casas.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA