Un nuevo campanazo

16 sep 2018 / 00:00

    Las advertencias llegan de múltiples maneras. Pero cuando son de la claridad de las recibidas, nadie puede argüir que no las ha escuchado para pretender justificar su inercia.

    Una la hice yo mismo hace ya casi diez años. Advertí del riesgo de convertirnos en una narcodemocracia y señalé la amplia infiltración que en instituciones fundamentales del Estado había llevado adelante el narcotráfico. (No quiso el gobierno anterior tomar en serio el Informe presentado. No sé si así actuó por prepotencia o por complicidad. Lo que sí hizo muy dedicadamente, sin tregua alguna, fue atentar en cada oportunidad que se le presentó, contra el prestigio de las Fuerzas Armadas, fomentando un concepto de su inutilidad, una vez resueltos los problemas con el Perú y, al mismo tiempo, atentando contra su estructura jerárquica intentando dividirla, promoviendo tensiones entre la oficialidad y la tropa.)

    A poco, día a día, el paso del tiempo fue probando la razón de nuestras apreciaciones. Muy llamativo fue lo sucedido con la valija diplomática, tanto como notable es ahora el hallazgo de droga en la terminal aérea de Manta.

    Si a esos hechos les sumamos los de inicio de año en la frontera norte y sus trágicas derivaciones en lamentables muertes a cargo de residuos de la narcoguerrilla colombiana, nadie en sus cabales dudaría de que es obligación nacional tomar algunas medidas para proteger a nuestras FF. AA. de los riesgos que los hechos antes narrados establecen.

    En buena hora, su actual conducción está en las manos de un militar de altas calificaciones, plenamente capacitado para hacer entender a su gobierno la urgente necesidad de mantener con plena capacidad operativa a las Fuerzas Armadas Ecuatorianas; esto es, con suficiente capacidad de respuesta frente a las antiguas y las nuevas amenazas. No se trata, ni remotamente, de entrar en una carrera armamentista, sí de contar con los recursos que permitan realizar todas las actividades requeridas para robustecerlas en su disciplina, en sus valores y también con los sofisticados equipamientos que la actual tecnología provee. Queda dicho.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA