Tres tristes tigres (II)

13 sep 2019 / 00:01

    En el artículo anterior me enfoqué en los antecedentes del “rearme” de las FARC. Ahora analizaré qué se puede esperar de este intento. ¿Es efectiva la intención de reagruparse y volver a las armas? ¿El proceso de paz está en riesgo? Es difícil que lo ponga en peligro. Veámoslo en proporción: de los 13.049 guerrilleros registrados de forma oficial en el proceso de paz, aproximadamente unos 20 aparecieron en el video. Hasta hoy no se ha registrado una movilización masiva de exguerrilleros al renacer de esta causa. Están quietos. Para no perder lo que tienen: reciben del gobierno el 90 % del sueldo básico y la mayoría está inscrita en el Sistema de Salud Público de Colombia. El 85 % de estos excombatientes busca empezar su propio emprendimiento, en especial ahora que -aprovechando la oportunidad de la paz- formaron su propia familia. Si el Estado continúa cumpliendo sus compromisos, el rearme de la guerrilla con sus excombatientes está lejos. Y si esto sigue así, el proceso de paz podría incluso reforzarse: la ciudadanía tendría prueba del compromiso de la mayoría de abandonar las armas. La respuesta del Estado contra quienes irrumpen con las reglas del proceso -una operación militar inmediata- podría tranquilizar a los escépticos. Que no encuentren apoyo en sus excamaradas no significa que no puedan fortalecerse uniéndose a otros grupos de su misma especie. Por ej.: el ELN. Grupos que utilizan la violencia para cumplir objetivos “políticos”. ¿Cómo afecta esto a Ecuador? Antes que el cómo, cuánto: mucho. En la búsqueda de recursos para el nuevo grupo, aumentará el narcotráfico: cultivo y búsqueda de nuevas rutas de venta. Así que, Ecuador, a movilizarnos a la frontera norte. ¿Colombia reforzará su frontera sur? Difícil, considerando la escalada en la tensión con Venezuela. ¿Cuál de las dos versiones es la correcta? (i) Venezuela ha dado su apoyo a estos grupos para que desestabilicen a Colombia, o (ii) el gobierno colombiano afirma que Maduro refugia a los líderes del rearme de las FARC para justificar la entrada internacional a Venezuela. Mi apuesta: ambas. Esperemos que se neutralicen mutuamente. Antes que se destruyan.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA