Carlos Julio Arosemena y la ANT

19 ago 2019 / 00:04

    Los que rebasamos los 50 años, recordamos al expresidente Carlos Julio Arosemena Monroy. Político, jurista guayaquileño, de elocuencia inigualable y de mordacidad extraordinaria. Es justamente esta combinación “explosiva” la que lo llevó, con frases lapidarias para el destinatario de las mismas, a ser crítico de la corrupción.

    En los años ochentas, en los que los sindicatos devoraban instituciones como el Seguro Social y el Instituto Ecuatoriano de Telecomunicaciones Ietel, convertidos en íconos de la ineficiencia, corrupción y despilfarro, sobre todo la última de las mencionadas, que por su pésimo servicio y voracidad sindical fue sujeto de una de esas frases lapidarias de Carlos Julio Arosemena, cuando manifestó: “para que mejore el servicio telefónico en el Ecuador, Ietel debe morir”.

    Traigo a la memoria este pasaje de la historia porque existe una institución que se encuentra tomada por la corrupción; encontramos a sus miembros desperdigados por carreteras principales o secundarias, realizando actividades similares a las que la guerrilla denomina “pesca bendita”, para obtener de los conductores pingües ganancias, teniendo como herramienta un boletín de citaciones. Me refiero a la Agencia Nacional de Tránsito, la de los chalecos truchos, de mala calidad con sobreprecio; la “madrina” de las cooperativas con alto índice de accidentes y muertes, placas sobrevaloradas, taxímetros y licencias cuetes, etc.

    De nada sirven los videos que en redes sociales se viralizan, donde se ven agentes recibiendo coimas o contando el dinero obtenido. Es que pareciera que lo cotidiano, común y repetitivo de esta vil práctica, hubiera generado en ellos derecho a cobrar una suerte de “tasa particular al rodaje”, pues la institución dejó de ser técnica hace rato, para ser parte del botín político, como lo fueron en su tiempo las aduanas.

    Es lamentable que una institución así continúe existiendo. Convencido estoy de que si Carlos Julio Arosemena viviera diría, figurativamente, “para acabar con la corrupción en el tránsito en las carreteras del Ecuador, la ANT debe morir.”

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA