San Valentín del desamor

14 feb 2019 / 00:01

    Me pregunto cuántos violadores comprarán hoy rosas rojas y enviarán melosos mensajitos a los que la cursilería más tonta y el consumismo más salvaje etiquetará como gestos por el “Día del Amor”. Deben ser muchos. Es más: son tantos que es posible que yo conozca a alguno. Usted también y se lo explico: es una cuestión de estadísticas.

    Hace pocos días, media docena de colectivos sociales, liderados por Unicef, le pusieron cifras a una realidad brutal: 40 niñas, de entre 10 y 14 años, dan a luz cada semana en Ecuador. Las cifras son similares a las que publicó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos el 2016: dijo entonces que en los 7 años previos, casi 18.000 menores de 14 años dieron a luz; o sea, 2 mil al año.

    Ahora dejemos los eufemismos: según nuestra ley, y está bien que así lo diga, la relación sexual con una menor de 14 años es una violación. Entonces llamemos a las realidades por su verdadero nombre y digamos que en nuestro amoroso país se violaron más de 20 mil niñas en la última década. ¿Quedó clara la cifra? Se la repito: más de 20 mil niñas violadas. Las podríamos juntar en el Coliseo Cerrado, de Guayaquil, y lo llenarían dos veces.

    Son más de 20 mil y no las vimos; no las vemos. Es un crimen y no lo llamamos por su nombre, quizás por la misma razón que llevó al Ministerio de Salud Pública a informar que el 80 % de los embarazos en ellas es producto de violencia sexual. ¿Y qué se supone que pasó con el 20 % restante? ¿Acaso creen los burócratas del ministerio que una niña de 11 o 12 años “consiente”?

    Los programas estatales diseñados hasta hoy no ponen el foco en que la maternidad es forzada y es un crimen el acto que la produjo. El último, llamado Esa es, Educación Sexual para prevenir, lanzado el pasado 7 de octubre, ni siquiera dejó en claro los procesos y los métodos. No se trata de querer cambiar algo, sino de saber cómo, y cuándo, y con quiénes.

    Me pregunto cuántos violadores de niñas comprarán rosas rojas y enviarán melosos mensajitos hoy. Si seguimos indiferentes ante el crimen, el próximo año podremos decir que fueron dos mil más. Dos mil más.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA