¡Qué diferencia!

16 jun 2019 / 20:27

    Los momentos de profunda emoción y de orgullo ilimitado que vive el pueblo del Ecuador con motivo de los triunfos que en el campo del deporte últimamente alcanzaron Richard Carapaz, Glenda Morejón y el seleccionado de fútbol Sub-20 en distintos campos y escenarios del mundo, deben servir para que toda la sociedad reflexione sobre la valía y la importancia que tienen en la vida la dedicación, la constancia, la superación física y mental, para así llegar a los podios por mérito propio y no por componendas, compadrazgos, “diezmos o primicias”, que es como llegan, por ejemplo, algunos en la actividad política.

    Hay diferencias abismales entre la política y el deporte. En el deporte solamente llegan a la gloria quienes se ubican primeros después de haber competido con constancia y con tesón. En la política, en cambio, llega a “triunfar” cualquier hijo de vecino sin antecedentes ni éticos, ni culturales, sin experiencia alguna en el manejo de la cosa pública, y asciende solo para respetar las “cuotas” que cada grupo político se asigna dentro del presupuesto nacional. En el deporte un atleta es solo para una disciplina deportiva . Un futbolista no participa en básquet o en voleibol. En la política, en cambio hay “todólogos”. Lo mismo les da ser ministro de relaciones exteriores que de defensa nacional, para luego pasar a dirigir el IESS y de allí llegar a ser embajador en cualquier país, porque su afán es llenar su ‘curriculum vitae’ para exhibirlo a sus nietos y hacerles creer que es un “genio”. En el deporte se sabe ganar, perder, o empatar con dignidad y con serenidad. Ningún ganador en el deporte insulta o denigra a su adversario por que le ganó en el campo deportivo. Luego de la contienda se abrazan y siguen de contendores, pero no de enemigos. En la política, sus actores son malos perdedores, insultan a sus contendores, dicen que les robaron las elecciones; por envidia los perdedores “cruzan” los dedos para que su adversario fracase en la gestión para entonces decir :“ yo lo advertí...”.

    Grandes son las diferencias que hay entre el deporte y la política.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA