Mentiras en la política populista

13 abr 2019 / 18:39

    Nos ha parecido interesante comentar un artículo publicado en el diario El País por Moisés Naím. Este columnista venezolano está considerado como uno de los periodistas más leídos en español. Sus artículos se reproducen en los diarios más destacados en Estados Unidos, Europa y América Latina. Ha escrito una docena de libros y en 2010 recibió el Premio Ortega y Gasset por su trayectoria periodística.

    La acusación de Naím.

    Para Naím, el brexit de la Unión Europea, el triunfo de Donald Trump en las elecciones que lo llevaron a la Casa Blanca o cuando en diciembre de 1998 los venezolanos eligieron presidente a Hugo Chávez, son tres de las mentiras más importantes de esta época.

    El brexit ha sumido en una profunda crisis al sistema político inglés, Trump ha transformado la política de su país y quizás del mundo, y Chávez es el responsable de una catástrofe nacional que su sucesor, Maduro, está convirtiendo en una peligrosa crisis regional.

    Naím la califica como la antipolítica, las manifestaciones concretas del rechazo a los “políticos de siempre” porque quienes votaron a favor del brexit, Trump y Chávez sentían que solo desalojando a quienes gobernaban mejoraría su situación personal o, al menos, serviría para darle una lección a los poderosos. “Que se vayan todos” y “nada puede ser peor de lo que hay” eran sus consignas.

    Se evidencia, por ejemplo, que los dos grandes partidos británicos (el laborista y el conservador) estaban escindidos y eso les impidió confrontar eficazmente a quienes promovían el brexit.

    Lo mismo le ocurrió al partido republicano de Estados Unidos, cuya fragmentación hizo posible que un político advenedizo como Trump llegase a ser su candidato presidencial.

    Igualmente en Venezuela, donde los dos grandes partidos históricos colapsaron, dejándole de esta manera la puerta abierta a Hugo Chávez.

    El problema británico.

    Casi inmediatamente después de su triunfo en el referendo sobre el brexit, se supo que sus promotores habían mentido, exagerando los beneficios que tendría para el Reino Unido salir de la Unión Europea y minimizando los costos y dificultades que esa salida tendría para los británicos.

    Por otra parte, Naím considera que en su primer año como presidente, Donald Trump emitió afirmaciones engañosas cada día, según la cuenta que lleva The Washington Post.

    En cuanto a Hugo Chávez, manifiesta que hizo lo mismo. En Internet hay un acervo de vídeos y grabaciones en los cuales se puede ver y oír al presidente venezolano mintiendo flagrantemente, según Moisés Naím.

    El poder del Twitter.

    La cuenta de Twitter se ha convertido en una de las armas más poderosas en la política. No hay duda de que Twitter fue usado por Trump en su campaña política, haya sido o no manejado por los rusos.

    En la misma forma, se usaron las redes sociales para influir en el resultado del referéndum a favor del brexit. Por ejemplo, David Cameron ganó las elecciones como primer ministro explotando el nacionalismo, pues se decía que el Reino Unido había perdido su independencia al estar ligado a la Unión Europea. Hoy una buena parte del pueblo pide un nuevo referéndum, porque se han dado cuenta del perjuicio que les causa el brexit, entre ellos el levantamiento de las fronteras entre Irlanda del Norte e Irlanda y el pago de 50.000 millones de dólares por indemnizaciones por todos los compromisos contraídos que quedarán sin efecto.

    ‘Aló Presidente’, el programa dominical protagonizado por Chávez, se convirtió en un importantísimo instrumento de propaganda, movilización política y manipulación de la opinión pública.

    Todos los políticos, en todas partes y siempre, han usado los medios de comunicación social para obtener y retener el poder. Pocos lo han hecho con la habilidad, el descaro y la sofisticación tecnológica con los cuales Trump, Chávez y los defensores del brexit lo han hecho. Antes del referendo sobre el brexit, más de 150.000 cuentas de Twitter en ruso enviaron decenas de miles de mensajes en inglés urgiendo a los británicos a salir de la Unión Europea.

    Por otra parte, la influencia de Cuba en Venezuela había sido mantenida en secreto, pero hoy ya es una realidad ampliamente reconocida. Las invasiones son ahora más baratas, clandestinas y se llevan a cabo con ordenadores y armas cibernéticas.

    El problema de los tuits y el uso general de los elementos cibernéticos es que serán los más usados en las próximas campañas electorales en diversos países. Allí se podrá ofrecer el oro y el moro, y hacer surgir figuras populistas, tanto de izquierda como de derecha, que tanto mal están ocasionando y que dejan a un lado a los partidos políticos tradicionales, que se están volviendo obsoletos.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA