Los pescadores perdidos de la India

India /
13 ene 2018 / 00:01

El mes pasado, un devastador ciclón barrió el extremo sur de la India, causando un daño descomunal. La mayoría de las víctimas del ciclón Ockhi fueron pescadores de los distritos de Thiruvananthapuram (en Kerala) y Kanyakumari (en Tamil Nadu) quienes, debido a la falta de una alerta oportuna se habían aventurado al mar, sin darse cuenta del peligro. Su tragedia pone de relieve la extrema vulnerabilidad de las comunidades costeras pobres de la India frente a los caprichos de la naturaleza. Hasta el momento, se sabe que Ockhi ha cobrado 245 vidas, y que hay 661 personas desaparecidas. Además, casi 3.500 casas fueron dañadas en Kerala solamente, de las cuales 221 fueron destruidas por completo. Para proteger a las comunidades costeras de la India, los formuladores de políticas deben emprender urgentemente una revisión exhaustiva de las razones por las cuales el ciclón fue tan devastador, y las formas cómo podría mitigarse el impacto de un futuro desastre. El Departamento de Meteorología de la India no emitió ninguna alerta de ciclón antes de que Ockhi golpeara, y los esfuerzos iniciales de rescate fueron totalmente inadecuados a la magnitud del desafío. Los esfuerzos oficiales de búsqueda y rescate salvaron únicamente un puñado de vidas. Mientras tanto, los amigos y parientes de aquellos que se aventuraron en el lugar equivocado en el momento equivocado, clamaban por unirse a esos esfuerzos. ¿Se habría garantizado un pronóstico oportuno si se tenían mejores mecanismos institucionales, como una cooperación más estrecha con organismos internacionales de monitoreo de tifones? ¿Cómo se pueden mejorar las operaciones de socorro y la gestión general de emergencias? ¿Deberían estacionarse aeronaves de búsqueda y rescate en las cercanías? Una forma de fortalecer la capacidad de respuesta ante desastres de la India sería crear el equivalente marino de nuestro Ejército Territorial, capacitando a pescadores seleccionados sobre cómo llevar a cabo operaciones de búsqueda y rescate. Sin duda, el alivio inmediato es vital: Ockhi ha cerrado por completo las actividades cotidianas en algunas zonas costeras, causando graves dificultades económicas (sin llegar a mencionar dificultades emocionales) para las comunidades de pescadores pobres de la región. Pero tal vez es hora de considerar si es justo condenar a estas comunidades a una dependencia a largo plazo de la pesca. Nuestros mares sobreexplotados no pueden sostener a todos nuestros pescadores. Ya que sus zonas de pesca tradicionales no les permiten llevar una vida digna, los pescadores arriesgan sus vidas aventurándose cada vez más lejos de la costa. Tal como están las cosas, los miembros de las comunidades pesqueras de la India no tienen ninguna habilidad alternativa que les permita dedicarse a otras ocupaciones. Brindarles a ellos y a sus hijos cursos de desarrollo de habilidades y capacitación vocacional en otros campos transformaría sus vidas, mejorándolas. Ockhi ha demostrado descarnadamente que no todo está bien en cuanto a los pescadores de la India. Para evitar que el próximo desastre natural cause tanto daño e inflija tanto dolor, debemos tomar medidas ahora para mejorar la prevención y la respuesta, y debemos fortalecer la capacidad de resiliencia de nuestros ciudadanos más vulnerables.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA