Los negocios políticos de Trump

13 ene 2018 / 00:01

    Donald Trump, exitoso hombre de negocios republicano que llegó a la presidencia de los Estados Unidos derrotando a la vieja y desgastada figura de la candidata demócrata Hillary Clinton, trata los asuntos de Estado con el mismo rasero. Y así, respecto del programa DACA (acción diferida para los llegados en la infancia), impulsado por el expresidente Obama en 2012 para proteger de la deportación a cerca de 800.000 jóvenes que migraron irregularmente al país cuando eran niños (los llamados “dreamers”, soñadores), cuya finalización anunciara Trump en septiembre pasado, dando al Congreso un plazo que vence el 5 de marzo para encontrar una salida a su situación. Hace poco había añadido como condición para dar paso a la negociación migratoria una petición para que el Congreso le entregue 18.000 millones de dólares anuales en fondos, para destinarlos a la construcción del muro divisorio a lo largo de la frontera con México, que fue una de sus principales promesas de campaña presidencial, según afirma. Pero ahora los “dreamers” de EE. UU. podrán tener un temporal respiro y bajar sus niveles de angustia en razón de la medida cautelar dictada por el juez federal William Alsup, con sede en San Francisco, que bloquea la eliminación del programa DACA. Uno de cada cuatro “dreamers” viven precisamente en California. Ante ello, Trump, con su habitual cinismo, se ha quejado del sistema judicial que permite que los opositores casi siempre ganen en resoluciones de jueces de instancias o circuitos inferiores “antes de ser revertidos por cortes superiores”, dejando claro, por otra parte, que lo que él pretendía era utilizar a estos jóvenes “como moneda de cambio” para obtener el apoyo del Partido Demócrata para aprobar unos presupuestos en los que se incluyan los fondos que requiere la construcción de su planeado y disparatado muro fronterizo con México

    Los políticos hombres de negocios tienen su propia óptica para mirar el mundo. Lo grave es que el poder los atrae cada vez más y los países rinden pleitesía a los hombres de éxito como si su triunfo bursátil pudiera ser la garantía que los países requieren para resolver sus problemas. Y todavía para preservar sus sueños.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA