La Tri

23 oct 2019 / 00:43

    Como ecuatoriano y entusiasta del fútbol y sin considerarme un fanático o experto, estoy preocupado por el porvenir de nuestra selección con miras al mundial de Catar en el 2022.

    Las autoridades de la FEF han montado una minitelenovela en relación al nombramiento del técnico que deberá dirigir a nuestra selección frente a las eliminatorias relacionadas con la clasificación de los equipos que podrán competir en dicho evento.

    Se han publicitado a una serie de candidatos de diversas nacionalidades y con distinta experiencia entre las opciones que se pusieron en la mesa para hacer la correspondiente designación, habiendo aparecido ciertos datos, tanto en la prensa nacional como internacional, sobre quién será el elegido finalmente, cuyo nombre se ha mencionado por lo bajo últimamente y no sé si al momento en que aparezca mi editorial ya será público el nombre del director técnico de nuestra selección.

    Parecería ser que el elegido por todo lo que se oye y se ve, sería Jürgen Klinsmann, entrenador alemán, quien ganará la bicoca de 4,5 millones de dólares anuales, salario que equivale a 375 mil dólares mensuales, que es el más alto de las opciones salariales que maneja la FEF y que incluso supera el salario de Joachim Löw, quien fuera el director técnico de Alemania en el mundial de Rusia y cuya remuneración fue de 4 millones de dólares anuales.

    Espero, por el bien y el buen crédito de nuestra selección, que esta contratación sea exitosa y despeje las elementales dudas que surgen, tales como el carecer del conocimiento de la idiosincrasia ecuatoriana que se enfrentará a su estructura sajona; los problemas relacionados con el idioma, que dificultarán el entendimiento entre el encebollado y el tigrillo vs. el würstchen y el sauerkraut. Adicionalmente, debemos recordar que quienes juegan son los 11 que están en la cancha y que deberá existir no solamente un gran rendimiento por parte de ellos, sino una empatía y total identificación con su director técnico para lograr el éxito deseado.

    Van de mi parte, los mejores augurios por el triunfo de nuestra querida selección.

    Y sigo andando...

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA