La inteligencia

11 jul 2019 / 00:46

    El otro día conversando con el presidente de la Federación de Colegios Católicos nos preguntábamos cuánto influyó una educación innovadora en personas que dejaron una huella en la historia de la humanidad, como por ejemplo Simón Rodríguez, maestro de su tocayo apellido Bolívar. El padre Fabricio Alaña cree que a más de invertir en educación toca revisar la calidad del gasto y producto de la inversión. Agrega que sin oportunidades no se puede educar, pero que estas no pueden ser aisladas del contexto real pues hemos visto casos de “cerebritos” sin plazas de trabajo.

    Nos plantea que si bien el trabajo desaparecerá o se transformará radicalmente, no debería ser un problema la inteligencia artificial, sino más bien una oportunidad. El desafío, señala el jesuita, será trabajar con cerebritos, sean artificiales o naturales, sean neuronales o con chips, que sepan procesar información, programar y producir en mejores tiempos y con mayor eficacia la productividad que se desea para desarrollar un pueblo”.

    ¿Qué están haciendo las universidades frente a ese reto? “Lo cierto es que los departamentos de Investigación de las universidades no están investigando lo que se requiere para cambiar un país, para producir bienestar. Sigue siendo un conocimiento especializado de unos genios encerrados que se los conoce cuando socializan su conocimiento y tiene impacto social su investigación”.

    Finalmente nos contó la experiencia que ya se aplica en algunas ciudades y que consiste en que usando las inteligencias múltiples, la metodología basada en proyectos, el trabajo colaborativo construyen programas en ingenierías duales para que los alumnos aprendan haciendo, investiguen en la acción.

    Pasan seis meses en una empresa y otros seis en la academia y así van cada año armando su programa formativo que le sirva para la vida, construya conocimiento y dé respuestas a las necesidades reales de las empresas y sociedad”.

    Y pensar que esos deberían ser los temas que nos convoquen urgentemente y no el pánico que causa la aplicación de los derechos humanos en la diversidad.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA