Ilusión

04 ago 2018 / 00:00

    Lucen bastante vacíos los cofres de ilusiones con los que están llegando nuestros gobernantes al poder. ¿Qué proponen? ¿Somos acaso un Estado europeo con una edad promedio arriba de los cincuenta, que no tiene que profesarse emocionado o ambicioso por el futuro?

    No. Vivimos en una región privilegiada por el bono demográfico, aquel regalo que nos da la historia una vez cada varias generaciones, con crecientes poblaciones en edad de trabajar. Tenemos la materia prima más importante para la producción, el crecimiento y el bienestar: jóvenes y nuevos hogares.

    ¿Entendemos siquiera el desafío que nos plantea el mundo, cuando la región está huérfana de pretendientes intelectuales?

    Decía la teoría política moderna que los partidos políticos se distinguen de otros grupos de interés porque proponen un proyecto de sociedad. Porque no limitan su tracción a soluciones puntuales e inconexas frente a tal o cual problema social; pero lo que tenemos son grupos entrópicos que vociferan por un proyecto legal puntual, por el debate del momento, sin disponer de la salsa intelectual que aglutine y asegure sentido de pertenencia por igual a pequeños, grandes, hombres y mujeres. Adolecemos de metas de largo plazo y de ilusiones, con lo que nuestro esfuerzo de hoy no contribuye con claridad al bienestar de mañana.

    Sin importar en última instancia los partidos, que hoy pudieran ser muy bien reemplazados por grupos de Facebook, el liderazgo político debe, para guiar el cambio social, tener un enfoque integral y no la concentración y memoria de corto plazo de la famosa Dory.

    Para influir positivamente y lograr verdaderos cambios en la sociedad la regla dice que es necesario orientar su pensamiento. Y la orientación duradera y movilizante, dicen los expertos, requiere mucho más que tal o cual tema de conversación, tal o cual meme de moda, tal o cual episodio de telenovela. La orientación requiere una idea fuerza que movilice a las personas y les asegure el combustible intelectual y emocional para interpretar y enfrentarse de manera consistente, ahí sí, a los múltiples desafíos de la vida cotidiana.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA