Parra Velasco

08 may 2019 / 00:02

    El año de 1960, al concluirse el gobierno de Camilo Ponce Enríquez, en los sectores zurdos se tuvo la esperanza de pegar un giro radical de 180 grados desde un gobierno de la derecha hacia la izquierda, como para imponer la famosa ley del péndulo, que suele funcionar en nuestros países.

    Y se puso de moda entre las ilusionadas masas que aspiraban a una forma de socialismo el grito: “Parra-Carrión revolución”, por el binomio integrado por los doctores Antonio Parra Velasco y Benjamín Carrión, durante la campaña electoral que tuvo como corolario el triunfo del cuarto velasquismo, con una impresionante suma de votos que, sin embargo, solo le sirvió a quien fuera conocido como El profeta por sus partidarios, para mantenerse apenas poco más de un año en el poder.

    Hago memoria de estos hechos políticos, a más de medio siglo de distancia, para destacar la figura del gran internacionalista que fuera el doctor Parra, a quien el Municipio de Guayaquil le va a rendir el homenaje que se merece al develar, el sábado 11 de mayo, un monumento en su honor, destacando su intensa trayectoria en el campo internacional y nacional, y quien fuera autor, dentro de ese primer ámbito, de la Doctrina Parra, que años después sería complementada por la que lanzó el joven presidente Jaime Roldós en los años ochenta, llamando ambas a la solidaridad que debe existir, en defensa del imperio de la democracia entre los pueblos del continente que comienza al sur del río Grande.

    Este guayaquileño, que tuvo una larga y fructífera existencia, entre los años 1900 y 1994, cumplió una intensa actividad diplomática como embajador en Venezuela y el Reino Unido, fue delegado en la ONU y llegó a ser canciller de la República, logrando como tal aprobar la Carta de Quito, primer instrumento de integración latinoamericana. Fue también ministro de Educación Pública. Y de 1957 a 1963, durante dos períodos, fue rector de la Universidad de Guayaquil, haciendo posible la creación del Instituto de Diplomacia, que lleva su nombre.

    En aquella fecha tuve la oportunidad de conocerlo más de cerca durante las sesiones del Consejo Universitario que presidía, al haber sido yo designado representante de la facultad de Agronomía y Veterinaria.

    ...destacando una intensa trayectoria en el campo internacional y nacional, y quien fuera autor, dentro de ese primer ámbito, de la Doctrina Parra, que luego sería complementada por la que lanzó el joven presidente Jaime Roldós, en los años 80, llamando ambas a la solidaridad ...’.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA