Amor de mamá

09 may 2019 / 00:56

    Hay tantos videos, poemas, textos acerca de las madres que parecería que ya no hay nada más que decir de la maternidad. Pero, como creo que en cada generación ser madre incluye enfrentarse a realidades distintas y a hijos que no siempre han heredado nuestras creencias, ser mamá no incluye un manual de instrucciones.

    Hoy somos madres de jóvenes que no jugaron al pepo, que no caminaron a comprar, que no hicieron fila en el cine y que no jugaron a la guerra con sus amigos porque todo esto, hace años, lo hacen en su cuarto a través de la tecnología.

    Cuando los amigos se cruzaban de casa en casa disfrutaban de la brisita, del olor que salía de la cocina del vecino y casi siempre tenías que experimentar el temor a algún perro con cara de pocos amigos que podría escaparse del patio delantero de alguien del barrio. Hoy, en cambio, a los amigos los recibes para jugar en las pantallas de las consolas. No pretendo criticar negativa o positivamente la realidad del presente, pero ellos viven una experiencia diferente de la que nosotros experimentamos, por ello, la primera lección es aceptar qué no sabemos.

    Sospecho que todo esto tiene que ver con lo difícil que les resulta manejar relaciones personales con códigos de comunicación que no sean los emojis, pues no encuentro posible que una imagen de estas pueda encerrar todos sus afectos, o la resistencia que sienten a satisfacer las aspiraciones de los padres, la natural confusión de no saber qué carrera escoger, la angustia de enfrentar una vida adulta sin encontrar recursos garantizados, no haber saboreado pasión por un trabajo en particular.

    La información, el aprendizaje, la forma de alimentarse, casi todo es distinto. En hora buena que en ese cambio generacional la juventud se ha podido deshacer de estériles estereotipos, eso, en todo caso, es de aplaudir.

    ¿Qué nos queda a las madres? Amarlos, robarles el tiempo y lograr que nos miren y que encuentren en nuestra mirada el amor que no muere ni se condiciona con las nuevas eras. En todos los tiempos, ser madres es amar y educar a los hijos para que se vayan de nuestro lado y convertirlos en libres y felices. ¿Verdad?

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA