Extraordinarias

12 ene 2018 / 00:01

    Rara vez escribo sobre cine o televisión, sin embargo quiero compartir con ustedes la experiencia de dos películas que destacan el valor de la familia, de las tradiciones, y de las acciones que cada uno realiza en la vida. Como se mencionó en una de ellas: “tus acciones son tus monumentos”. Me refiero a Extraordinario y Coco.

    En Extraordinario se aborda de una forma sencilla y emotiva el problema del “bullying” en las escuelas y lo dura que puede ser para un niño o un adolescente la etapa escolar; las distintas miradas: la de quien lo sufre, la de su familia, la de sus compañeros de clases. La decisión de una escuela en su lucha por el tema es realmente notable, principalmente porque cada personaje va tomando decisiones cotidianas pero significativas. Además, la película destaca la importancia de la solidaridad, de la amistad y de valores que deben ser inculcados desde que las personas son muy jóvenes, tales como la tolerancia y la comprensión a las limitaciones de otros, en un mundo lleno de tanta gente agresiva que se enorgullece fatuamente de serlo. Esa formación, desde el hogar y la escuela, es el único seguro para convertirse en una persona de bien.

    La otra película a la que quiero referirme es a Coco, una emotiva cinta ambientada en el Día de los Muertos, observada desde la mirada de un niño y su amor por la música. En el filme la familia y sus tradiciones se convierten en el eje sobre el cual se desenvuelve la trama. Para quienes tienen hijos, especialmente adolescentes, etapa en la que la rebeldía surge como una característica común y en la que las tradiciones familiares empiezan a cuestionarse, es una buena manera de enseñar.

    Ambas películas destacan la importancia de la familia, el valor de la amistad, el significado de crecer junto a la solidaridad y compañerismo de los otros, la lucha por los sueños y sobre todo lo significativo de las buenas acciones.

    He querido compartir con ustedes estos comentarios, más que nada porque en nuestra convulsionada sociedad hay mucho sobre qué conversar, y a veces la realidad política nos absorbe tanto que no nos permite compartir gratas experiencias.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA