Espejo argentino

20 sep 2019 / 00:01

    Fernández le lleva a Macri 20 puntos, números virtualmente imposibles de revertir. Preveamos qué significa esta vuelta a la izquierda argentina para la región y para nuestro país. No es el regreso del socialismo del siglo XXI para Latinoamérica. Los esfuerzos legales de unificación regional fueron desmontados. Nos despedimos de Unasur, proyecto que solo fue posible cuando varios gobiernos eran hermanos. Hoy la balanza está dividida. Están Fernández, López Obrador y Maduro; del otro lado Duque, Bolsonaro y Piñera. El pronóstico para la región es: división y choques. En este momento no hay un centro de poder que atraiga a los países periféricos. Esto se traduce en que es falsa la ecuación: en Argentina regresaron, en Ecuador también lo harán. Sin embargo, no está de más mirarse en su espejo. Después de todo, Latinoamérica tiene poblaciones más o menos semejantes, que han compartido procesos similares de forma paralela. Con nuestro país comparte bastante: un expresidente líder de una revolución, caído en desgracia. Mientras un sector del país hace planes de un futuro sin él/ella, este planea su regreso desde las sombras. ¿No puede lanzarse como presidente? Lo hace como vice. Pese a los cargos por corrupción y que muchos lo vieran imposible. ¿Familiar? Rafael Correa así debe verlo. Pero hay razones por las que no necesariamente compartimos un mismo destino. (i) Cristina no se fue, nunca dejó al país, ni a su día a día. Se hizo presente en la rutina de sus ciudadanos. Para algunos, esfuerzo de tenacidad y garra. Para rearmarse hay que estar. (ii) Inmunidad parlamentaria. Rafael sí tiene que responder ante la justicia antes de lanzarse. (iii) En Argentina votaron por la otra opción y esta los defraudó. En Ecuador no hay un desgaste de la “derecha” porque no le hemos dado el poder. Así, en 2021 fácilmente podríamos apostar por ella. Y (iv), la calidad de vida de los ecuatorianos no se ha venido en picada como la de los argentinos en los últimos años. No hay una crisis tangible que nos lleve a decir “con él estábamos mejor”.

    Igual, que las elecciones en Argentina nos sirvan como recordatorio de cómo la prepotencia ciega.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA