Hacer público lo público

09 may 2019 / 00:18

    En recientes reflexiones sobre el carácter público de los espacios públicos se llegó a establecer que estos distan aún mucho de ser verdaderamente abiertos para todos.

    Por esencia, en un espacio público, en tanto lugar de socialización de una ciudad, cualquier persona debería tener el derecho a circular sin restricción por criterios de propiedad privada. Debería estar abierto al uso y disfrute de todos los habitantes de una ciudad, de manera democrática, no restrictiva y gratuita, sin exclusión de nadie ya sea por su clase social, género, color u orientación sexual.

    Tal como lo define Jordi Borja, geógrafo, urbanista y político español, “...el espacio público se puede valorar por la intensidad y la calidad de las relaciones sociales que facilita, por su capacidad de mezclar grupos y comportamientos, de estimular la identificación simbólica, la expresión y la integración cultural”.

    Un espacio público debería permitir su disfrute a través de actividades programadas, para expresión de protesta o de manera espontánea para actividades lúdicas, sin ningún tipo de impedimento. Evidentemente que la seguridad de un espacio público puede significar el tener que imponer controles y vigilancia o que no se pueda acceder a ellos en cualquier momento.

    El espacio público es el que le da carácter e identidad a una ciudad y donde se expresan con fuerza las crisis y las contradicciones sociales. El espacio público se conforma no solo con las plazas y los parques, sino también por todos los lugares de encuentro, como los mercados, los lugares de ocio, los cines y teatros, las calles, las veredas y los soportales, en tanto estos permitan configurar la cultura de una comunidad.

    Queda abierto para nuestra ciudad el debate sobre la necesidad de cerrar los espacios públicos y, sobre todo, de dar respuesta a los reclamos de diferentes actores y grupos sociales que muchas veces se ven impedidos de realizar actividades teatrales o musicales o cualquier expresión lúdica. Es necesario definir, por tanto, cuánto de público hay en nuestros espacios públicos.

    “Es necesario definir, por tanto, cuánto de público hay en nuestros espacios públicos”.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA