lunes, 13 agosto 2018
21:10
h. Última Actualización

Elecciones seccionales

14 jun 2018 / 00:00

    Cuando faltan ocho meses para que se lleven a cabo las elecciones seccionales, nada hay definitivo todavía, aunque se mencionan nombres. El Partido Social Cristiano - Madera de Guerrero postulará a Cynthia Viteri, luego de la renuncia de Doménica Tabacchi. Se espera que transcurridos algunos días se proclame esa candidatura probablemente.

    Se habla también de un postulante por CREO, que sería el actual presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, y de un candidato de Fuerza Ecuador, que sería Bucaram Pulley, con el respaldo de su padre. Mientras tanto, se mantiene como posibilidad la candidatura de Jairala, actual prefecto provincial, que aspira a contar con el morenismo como aliado y cuyo postulante para la Prefectura sería el actual gobernador de la provincia, quien cuenta con el respaldo del barcelonismo, aunque no de manera total, pues muchos creen que abandonó sus deberes deportivos por el oropel de una función pública en la que no ha cumplido una tarea digna de mención. Si llega a perfeccionarse esa posible alianza, el candidato a la Alcaldía sería Jairala, quien dirige un partido que electoralmente puede considerarse como marginal, pero que contando con el respaldo del morenismo se fortalecería notablemente. También entraría en la lid el correísmo que intentó -siempre sin lograrlo- desalojar a Jaime Nebot. Hoy, sin el respaldo de Correa para el uso y abuso de los recursos públicos, la posibilidad de una candidatura exitosa se ve muy lejana. En Guayaquil, Quito y Cuenca, sus posibilidades son bastante discutibles y se hallan, más bien, empeñados en la revocatoria del mandato del actual alcalde capitalino, sin que se pueda precisar el resultado de esa gestión pues el proceso demanda una serie de graves requisitos.

    Ocho meses aparecería como un plazo distante, pero el tiempo tiene alas y, de pronto, nos hallaremos frente a la tarea de elegir. En medio de la realidad actual, irrumpe la propuesta de Alberto Dahik, que retiene aspectos muy interesantes, pero que no debería implementarse sino después de las elecciones, sea que gane la Alcaldía un amigo o la tome un adversario; hacerlo en medio de la campaña luciría como un intento de torpedear la elección, lo cual no es así, pero las apariencias a veces suelen verse más reales que las mismas realidades.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA